Terminados de junio 2015

Terminados junio 2015

Lo de que pase el tiempo volando será un topicazo manido y será poco original y será cansino y lo que quieras pero ahí estamos todos mes a mes sorprendiéndonos de lo rápido que pasa. Así que hoy desempolvo el cajón de los botes vacíos para compartir mis comentarios sobre los terminados de junio.

Terminados de junio 2015

Siempre me pasa igual, acaba un mes, hago el post de terminados y me digo “seguro que el mes que viene no termino tantas cosas” pero extrañamente el mes siguiente vuelvo a flipar con todo lo que termino. La cosa es que no hace falta ser un premio Nobel de matemáticas para entender que esto no puede ser así eternamente porque la mayoría de los productos duran más de un mes, a no ser que sean minitallas, que algunas haberlas haylas.

La cosa es que me veo casi obligada a aclarar que no estoy tirando nada por el desagüe. Palabrita.

Terminados junio 2015

Llevo una muy buena racha con los champús que estoy probando y además no sólo me han parecido muy bueno sino que todos ellos han sido bastante diferentes. Este que he terminado ahora es de regaliz y ortiga de la marca griega Korres. Esa Grecia, Esa Grecia, eh.

Este es uno de esos champús que hacen bastante espuma, más bien tirando a mucha y al ser especial para pelo graso limpia con profundidad el cabello llevándose todos esos restos que dejan muchas veces los productos de peinado (de esos que tanto utilizo yo últimamente). Me gusta mucho también su olor, un pelín dulce pero no demasiado, apto incluso para “olfatos masculinos” y lo entrecomillo porque a estas cosas de género cada vez les encuentro menos sentido.

Lo compré en Birchbox en un duo pack que sale genial de precio. Así que lo recomiendo a tope.

También he terminado (o casi, pero es que ya no puedo sacarle punta porque apenas puedo cogerlo con las manos) el lápiz de cejas de Essence. Era el tono Deep Brown y a pesar de que va calcado con mi pelo natural el caso es que sobre las cejas da un tono rojizo que hace que no me encante, porque por precio, por comodidad y por todo, me gusta muchísimo.

Una curiosidad es que este lápiz bien afilado funciona mil veces mejor que un poquito gastado. Gran diferencia y no es tontería.

Lo compré en una perfumería local y me costó unos 2,00€.

Terminados junio 2015

También terminé esta pequeña muestra del nuevo desmaquillante de Benefit: They’re Real Remover. Es como una crema desmaquillante que se lleva por delante todo y es eficaz incluso con el maquillaje waterproof pero mucho cuidadito con que no se te cuele dentro del ojo porque vas a sufrir.

Aún con eso no descartaría comprarlo, a pesar de ser algo carete cunde muchísimo y es infalible.

El lápiz eyeliner de Physicians Formula no lo he terminado del todo pero no lo seguiré usando porque no aguanta nada puesto, se desvanece en seguida y simplemente me he cansado de ponérmelo y ponerme de mala leche con los pliegues que me crea a los 5 minutos.

No lo recomiendo en absoluto (Physicians Formula decepcionándome una vez más).

Y otra chusta como un campano es este esmalte de uñas de Laqa&Co en formato rotu/pincel. Un ful en toda regla. Horrible. Ni con toda la mañand el mundo, ni con al destreza de un relojero podría alguien pintarse una sola uña dignamente con este formato tan inusual, que si es tan inusual es por algo, te lo digo yo y puede dar fé de ello también mi colega del gremio blogger Mareas. Nunca más.

Terminados junio 2015

Los bálsamos desmaquillantes en general me parecen el invento del año (pasado) pero este Thermal Cleansing Balm de Omorovicza no ha sido de mi gusto.

Es un bálsamo “thermal” tiene un peculiar color negro y una textura bastante oleosa que tiene un fallo muy grande para mi gusto: no se emulsiona con el agua. Es decir, te lo aplicas, te desmaquilla con bastante eficacia (aunque no es le mejor que he probado) y a la hora de aclararlo no se va con facilidad.

Así que nada, para mí la gracia de los bálsamos desmaquillantes es que se conviertan en otra cosa, que emulsionen en una crema soluble que se vaya con agua y este no lo hace, con lo que no repetiría. Además es carísimo.

Terminados junio 2015

En cuanto a exfoliantes corporales últimamente me he aficionado mucho a ello y cuando me quedo sin los hecho de menos. Suerte que para ese momentos tengo esta solución casera.

Pero hace unos meses me di el caprichazo de repetir con esta exfoliante corporal Vid Divine de Esdor, que tiene una textura oleosa como de manteca corporal que también emulsiona con el agua convirtiéndose en una cremosa leche que no deja ningún tipo de sensación grasa en la piel.

El olor es lo más maravilloso que hay sobre la faz de la tierra en lo que a cosméticos se refiere. Punto.

Eso sí, es bastante caro pero yo después de probarlo en versión minitalla (me vino en una Birchbox) tuve que comprármelo.

Terminados junio 2015

Esta tableta de chocolate parece que no pinta mucho en este post pero es una de esas maravillas que encuentras por casualidad en iHerb (donde probablemente tú también suelas hacer pedidos con asiduidad como hace servidora) y yo, desde que descubrí la marca The Tea Room ya me he zampado varias tabletas.

Ésta de chocolate con leche ligeramente perfumado con jazmín es una delicia, pero mi preferida sigue siendo ésta, aunque podría repetir cualquiera de ellas y de hecho lo haré. Puedes ver todas las variedades de chocolates infusionados aquí.

Terminados junio 2015

Al salir de la piscina no me maquillaba pero sí que me echaba una hidratante y este Touches Correction de Skeen+, otro de esos productos originarios para hombres que han acabado utilizando personas de ambos sexos.

En realidad apenas tapa rojeces ni imperfecciones, mucho menos unas ojeras moradas como las mías (y si ves la cara de mapache que se me queda tras casi una hora con gafas de nadar puestas ya lo flipas) pero unifica ligerísimamente el tono y da un toque de luminosidad al rostro, aunque no lo repetiría porque creo que mezclando una gota de base con al hidratante se consigue algo muy similar y mucho más económico.

También terminé procedentes de mi bolsa de la piscina este champú de Naranja de Roger & Gallet y un gel de baño de rosa Mosqueta de Blue Mandarines, ambos minitallas. El champú no está nada mal, hace espuma, huele bien sin permanecer por mucho tiempo en el pelo y limpia con bastante profundidad. Es la segunda minitalla que gasto y me gustó bastante aunque no sé si me gusta tanto como para ir a comprarlo expresamente.

El gel tampoco está mal aunque la textura es un poco viscosa y no me encanta, prefiero otros. Aún así es el típico producto barato que encaja en la cesta de Birchbox cuando quieres cuadrar los puntos que canjeas. El envase grande es super económico.

Terminados junio 2015

Sobre la Invisible Fluid MakeUp de Estée Lauder no sé muy bien qué conclusión sacar.

Cuando la compré me gustó mucho pero no acerté con el tono, me quedaba un poco demasiado amarillo y al ser una base bastante translúcida quedaba muy raro ver a través mi piel de subtono rosado. Es una base que en verano funciona muchísimo mejor que en invierno, que además era el único momento en el que podía usarla porque es cuando mi tono de piel sube un poquito por el sol. Sin embargo en días en los que tenía la piel algo reseca en algunas zonas me resaltaba esas zonas y me parecía lo peorísimo.

En su defensa decir que en temporadas en las que la piel se encuentra en su mejor momento es la base perfecta: apenas se nota y unifica ligerísimamente el color. Pero no es muy todoterreno, las cosas como son. No repetiría.

El Truth Serum Collagen Booster de Ole Henriksen me gustó bastante. Es un serum de vitamina C bastante viscoso, con olor a naranja concentrada y que deja sobre la piel una película ligeramente pegajosa. No es muy cómodo pero quiero pensar que estaba ahí haciendo algo realmente.

Durante el tiempo que la usé no rejuvenecí 10 años pero a mi piel le hizo bien en cuanto a luminosidad, sí que da la sensación de que las capas exteriores de la piel estuvieran como más frescas (no sé bien cómo explicarlo), menos apagada pero sin brillar o engrasar. Creo que ha funcionado como cabía esperar. Me lo enviaron de Lookfantastic y podría repetir perfectamente aunque no es barato, no.

La minitalla de Neddles no More de Dr. Brandt ha pasado por mi cara sin pena ni gloria.No recuerdo que haya tenido un efecto visible en mi piel, tan sólo puedo recordar su olor mentolado.

Terminados junio 2015

Con mucho pesar he terminado este corrector “El Borrador” de Maybelline. Lo he recomendado mil veces a hermanas, amigas y conocidas porque es el típico producto que funciona, cuesta poco y puedes encontrarlo en casi todas partes.

Puede que el formato espuma del aplicador no te parezca muy higiénico si eres especialmente maniática con esas cosas pero esta genialidad se termina pronto porque es fácil engancharse a ella así que yo no me preocuparía demasiado. Además siempre puedes quitárselo y usarlo con el dedo o una brocha que laves tú misma con la asiduidad que te pida el cuerpo.

Es cubriente, deja un acabado bastante natural y es de larguísima duración. Apto hasta para una boda gitana.

Y cierro lo que parecen mis memorias con este bálsamo de labios con color de Korres en el tono Granada. Al principio me gustó mucho porque el color es muy intenso y como bálsamo hidrata una barbaridad aunque los formatos tipo “tengo que meter el dedo en el bote” no me emocionan. Pero en seguida me pareció muy incómodo lo de aplicar un color tan intenso con los dedos y yo no suelo llevar pincel de labios en el bolso, ni siquiera suelo utilizarlo en casa cuando me maquillo así que de práctico tiene poco para mi caso.

Huele muy bien y tiene una textura peculiar, algo que recuerda más a un pudding que a una vaselina. Es diferente aunque en mí esta original fórmula no hizo click. Quizás repetiría, en todo caso, con el tono transparente que tiene la marca.


Mi opinión es libre. Gracias por hacer clic en los links de afiliación.

18 Comments
Share:

18 Comments

  1. arantxa says:

    El corrector tiene muy buena pinta, yo ahora estoy con el prolongwear de mac, que no me cuartea mucho, pero cuando acabe mirare este.
    Por cierto, ¿qué tal te fue en la piscina? ¿Aprendiste a nadar? Yo aprendí cuando ya tenia casí 14 años y la verdad es que lo justo para mantenerme.
    Bsssssssssssss

  2. Me apunto el borrador de Maybelline, que no lo he probado.
    ¿Y si te digo que en Bodybox tienen hasta el día 15 todo al 50%? Yo la última vez aproveché a comprar Esdor, y no veas que contenta. 😉
    Besosssss

        1. Uyyyyy lo que he encontrado. Con la suscripción de 12 meses de la revista Divinity, pack de Esdor por 24€. Con crema, exfoliante, exfoliante facial, crema de manos y de pies… etc. De éste no te escapas. 😉
          Yo lo voy a coger ahora mismo.
          Un beso!

  3. mareas says:

    Jajajajajaja todavía me estoy riendo con el esmalte en lápiz de Lacque jajajajaja que horror, doy fe de que es una castaña pilonga jajajajaja ahí lo tengo que no sé que hacer con él.
    Ese serum de C voy a investigarlo.
    Y no se que haces pero hija mía que manera de acabar cosas.
    El lápiz de cejas de Essence me gusta bastante.Exfoliante de Esdor, ay, que recuerdos y que bueno es.
    Un beso.

  4. jenni says:

    uah! cuantas cositas acabadas…. más de una interesante aunque por lo que he leído no hay muchas que te hayan encantado jeje

    bsotes.

  5. Olga says:

    El gel de ducha de Rosa lo probe, no esta mal. El borrador de Dr. Brandt tampoco note su efecto, y el exfoliante de Esdor me encanta, el aroma me vuelve loca…pero prefiero crema de manos o cuerpo para que dure horas y poder olerlo mas tiempo.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.