Sobre ir a ese horrible sitio llamado gimnasio

…Y lo que es peor, ser constante.

Ya os conté hace unos meses cómo me fue lo mío dejando de fumar.
Cuando llevaba unos meses ya que me veía fuerte con la fumadera y ví que no tenía pinta de que fuese a recaer, eché la vista atrás y pensé que si había sido capaz de aquello también podría ser capaz de ir al gimnasio.

…ir al gimnasio, ir al gimnasio, sólo escribirlo ya da pereza.

Nunca me gustaron los deportes, es que casi ni verlos por la tele. De chavalina sí que tuve una época fans del Athletic de Bilbao, pero era más por integración social que por que me gustase a mí aquello, éramos tres amigas: una del Barsa, otra del Madrid y yo, que no quería posicionarme con ningún grande porque siempre fui más de minorías y antiheroes. Total que como había oído que los de San Mamés eran todos de la propia cantera me pareció guay y me quedé con ellos. Además escuchaba yo mucho Negu Gorriak 🙂
Ya por aquel entonces fumaba.

A lo que íbamos. En abril del año pasado eché cuentas… 2, 4, 6 meses sin fumar. Como tenía miedo de recaer, porque ya había estado varios meses sin fumar anteriormente, me pareció que reforzarlo con ejercicio físico sería buena idea, al fin y al cabo mis pulmones estarían más libres de humos y debería resultarme más fácil y así de paso movería un poco la circulación sanguínea, que imaginaba debía estar bien cargadita de alquitrán y otras sustancias misteriosas. Además, como nunca practiqué deporte (más que ir al monte algunos domingos, dejarme medio pulmón allí y echar cagamentos por el camino) y mi forma física siempre fue lo que puede calificarse como «podre», no podría traerme más que ventajas.

En el pasado había probado ir un par de veces pero «haciendo máquina» me aburría soberanamente. También probé Yoga, Aerobic y Tai-chi. Lo segundo me gustó bastante, me pareció muy entrañable, pero a mí el cuerpo me pedía un poquito más de marcha. Así que me apunté a spinning y por fin di con un deporte que me moló.

Ojo, todo esto animada por mis hermanas que practicaban esas disciplinas, porque yo sola no soy capaz ni de abrir un blog. Espera, eso último sí.

El Spinning consiste en subirte a una bici estática en la que puedes regular la dureza de pedaleo, te ponen música machacona y tú tienes que pedalear sentada, de pie o con el culo pafuera. En realidad el ritmo no sólo lo marca la música, también el profe que te toque, según sea su nivel de hijoputismo exigencia te marcará un ritmo u otro y la dureza del pedaleo. Por mi experiencia opino que cuanto más hijoputa exigente sea, mejor para ti. Al principio te ofenderá que te griten ¡ARRIBA!, ¡LEVANTA EL CULO!, ¡NO ESTÁIS HACIENDO NADA!, porque estás en baja forma, te cuesta horrores, todos tus compañeros lo hacen mejor que tú y creerás que el monitor es un inconsciente que no sabe que va a matarte y que aquello en vez de venirte bien va a acabar con tu integridad física y quizás también con la moral, pero pasado un tiempo la cosa se normaliza, el ejercicio empieza a dar sus frutos y la recompensa viene en forma de aguante físico y mental. Imagino que es un poco como ser pinche de cocina de Alberto Chicote… no es que te quiera joder, es que la disciplina bien ejecutada funciona de lujo.

Hace unos meses tenía otro profe que en los momentos de máximo pedaleo nos decía «¡es todo psicológico!» y yo pensaba: «…psicológico pollas, me voy a desmayar!» pero luego resultó que podía hacerlo y que esforzándome un poco más justo en ese momento en el que parecía que no podía, el cuerpo traspasa una barrera y experimenta una energía que saca de no sé dónde y te encuentras haciendo un megaesfuerzo que yo al menos no creía capaz de poder hacer porque segundos antes estaba con la bilis en la garganta.

Las que practicáis deporte de hace tiempo ya habréis experimentado este chutazo extra de energía pero para mí descubrir esto fue una de las mejores cosas de practicar un ejercicio que exige tanto.
Y es que parece una pijada pero os juro que yo echo goterones por la frente, me sudan los brazos, las manos, la nuca, todo! …si es que en verano me teñí el pelo con henna y me caían chorretones rojizos de sudor XD parecía que llevase un ron-cola en la botella en vez de agua.

Yo que soy bastante debilucha, cuando empecé a practicarlo viví momentos de «pitido en el oído = estoy a punto de desmayarme» y aunque nunca me llegué a desmayar hay gente a la que sí le pasó y yo no descarto que me pueda ocurrir en un futuro, un día que calcule un poco mal mis posibilidades o haya comido cualquier basurilla rápida, así que lo recomendable es no forzarse al principio pero tratar de superarse un poquito, aunque a veces no sea fácil distinguir entre lo que uno puede y lo que uno debe hacer.
Para que no me ocurriera esto lo que hice fue comer más de lo que suelo comer los días que toca spinning, así tengo más que quemar y no me entra tanta pájara. Yo es que soy de estómago pequeño y siempre fui mucho de desfallecer de debilidad por las esquinas.
Ojo que esto es un blog personal, yo no soy médico ni nutricionista ni tengo idea de nada salvo de mi experiencia.
Sí amigas, se sufre. Es la movida de jodida pero contenta. Y tampoco hace falta volverse loca con el tema. Yo tengo el gimnasio super cerca de casa y aún así me da una pereza mortal. Me da pereza hasta preparar la bolsa con la ropa para cambiarme tras la ducha. Cuando estoy super perezosa ni la hago y me ducho en casa, y eso que voy con mi hermana y en la ducha nos echamos unas risas (de eso que el cansancio te pone como borracha… sabéis no?) Lo que digo es que yo soy muy vaga para estas cosas pero la recompensa es muy grande.

En mi caso llevo desde abril pero no he sido constante. En verano me salté dos meses sin ir y en diciembre tampoco fui. No soy una máquina de hacer deporte. No me he vuelto loca con este tema ni me peso ni me mido cada mes. Sólo voy 2 días a la semana y las sesiones duran 55 minutos. A veces piro (o hago peyas o novillos o como lo llaméis en vuestro pueblo). No me he comprado un equipazo deportivo de marca, no hace falta nada especial para hacer spinning más que unas mayas, una camiseta, unas zapatillas de deporte que aunque sean cutres valen porque no son para correr (las mías tienen 13 años, en serio) una botella de agua y una toalla pequeña. Y pagar la cuota evidentemente 🙂
En mi caso 2 horas a la semana me cuestan 26€ al mes, aunque eso ya será como las patadas. Si te vas a duchar allí, que al fin y al cabo es lo mejor porque te ahorras hacerlo en casa (aunque reconozco que es un poco turra) sólo necesitarás una bolsa de deporte (te vale cualquier mochila fea), una toalla grande y llevar ropa para cambiarte. Ah! y las chanclas. Al cabo del año es dinero pero si realmente vas durante un año entero notarás tanto cambio que no te va a doler pagar otro año más ni el siguiente ni el siguiente. (nótese que aquí me estoy tirando el moco porque yo aún no he llegado al año) jejeeee

Luego está el tema de los productos anticelulíticos, algunos pagados a precio de sangre de unicornio. ¿Quieres ver resultados? Combínalo con el gimnasio.

El ejercicio sienta bien al cuerpo y también a la cabeza. Todo el mundo lo sabe pero luego no lo hacemos. Yo era muy reacia pero ahora que veo cómo ha cambiado mi propio cuerpo, cómo ha mejorado mi aguante físico… si es que lo noto hasta subiendo escaleras!… los músculos de las piernas van cogiendo forma poco a poco, camino más erguida (acabo de descubrir que no lleva hache)… a los tres meses ya se nota mucho y eso que, repito, no he sido demasiado constante.
(no he sido constante para nada).

En fin, es una de las mejores cosas que he hecho en el 2012, que para mí ha sido bastante mierdoso aunque ha tenido alguna que otra cosa buenísima 🙂 Y el esfuerzo ha sido mínimo: 26€ (que son no salir un sábado) y un «pequeño empujoncito más» pedaleando allí arriba.

Share:

68 Comments

  1. Mareas. says:

    ¡¡¡Ánimo y a tope!!!
    Yo nunca he ido al gym pues hago caminata a diario y aparte senderismo los findes pero me apetece eso de ir y tener cierta disciplina, en mi caso creo que necesito más yoga o disciplinas para controlar la respiración y luego más caña.
    Un beso.

  2. Ole!!! Yo reconozco que era la persona más vaga del mundo y ahora miramé, salgo a correr 4 ó 5 veces por semana. Para vencer la pereza y las pocas ganas intento pensar en el subidón de energía que tengo después de correr y en lo bien que me encuentro. Enhohrabuena por dejar de fumar. Voy de camino al séptimo mes sin el vicio y es de lo mejor que he podido hacer. Feliz día!

    1. Enhorabuena a ti tb por esos 7 meses y por tener esa fuerza de voluntad para ir a correr tantas veces. Yo quiero empezar a ir por lo menos un día a la semana pero con este frío hay pocas ganas 😀

  3. Ami Mercury says:

    Ni loca me subo yo a una bici de spinning xDDD y mira que también estoy en modo adelgazar y mantenerme, pero prefiero hacer ejercicio menos a lo bestia, que a mí eso de que se desmaye la gente me da mucho yuyu XDD.

    Pero bueno si a ti te va bien y eres capaz de sobrellevarlo, genial, tiene mérito desde luego. Conozco a gente que se machaca a diario en el gimnasio y el día que probó el spinning se quiso morir durante y después XDDD, eso dice mucho.

    ¡Besos!

  4. mispolkadots says:

    Te envío mucho animo pero yo paso de ir al gimnasio! 😛 No me gusta sudar, por eso mi favorito es la natación 😀 Y eso a saber cuántas veces lo he hecho 😛 Supongo que antes de empezar, hay que vencer la vagancia ^^
    Un besito 😀 😀

    mispolkadots.blogspot.com

  5. ABI says:

    Pues te felicito!!! A mi lo del deporte no me va nada de nada y bueno, tu dices que al fin encontraste tu deporte pero yo he probado tennis, padel, hockey, natacion,bodypam, bicicleta, correr… y en serio, esto no es lo mio!! Y entre que tampoco tengo tiempo libre… Pero bueno, como dices todo será ponerse una vez lo hayas encontrado!!!

    Besos!

  6. Lo que más cuesta es decidirse a ir el primer día cuando te lo has dejado dos meses. Yo lo he retomado hace poco h aunque tengo el cuerpo molido la conciencia esta contenta! prueba el body combat! eso si que es un chutazo de energía!

    1. Tengo muchas ganas de probar algo de eso así en plan "agresividad controlada", jejeje pero no sé si donde vivo hacen esas cosas. Aún no me he informado, pero seguramente en el futuro lo mire.

  7. Patri says:

    Ai q envidia me das! si no me costara tanto mover el culo, daría hasta 100 euros al mes por estar en forma, pero no hay nada q me motive! soy lo peorrrrrrrr

    Bsos y ánimo!

  8. Me ha gustado mucho tu historia. Yo estuve dos años yendo casi a diario al gimnasio y luego lo dejé (me fui a vivir fuera y ya se sabe). Ahora hará unos 6 meses que he vuelto y me encanta ese rollo que dices de "jodida pero contenta".
    Spinning me gusta, pero lo que me encanta y me vuelve loca es "body combat". Al principio veía a la gente en la sala y pensaba "mira los fliipados estos pegando al aire" y "yo soy pacifista, esto no me gustará". Madre mía, ahora dice mi novio que me he convertido en una máquina de matar! jajajaja
    Mi monitor también dice eso de "es psicológico", será que a todos les hacen la misma formanción… 😉

  9. Aitana says:

    Q fuerte, me has motivado un montón!! jajajaja Mi hermana se ha apuntado también ahora al gimnasio y estaba pensando ir el mes que viene, pero es eso, me da taaaanta pereza…y el caso es que no es caro, porque por 25€ hay un gimnasio cerca de mi casa que incluye clases y máquinas.
    Yo estuve yendo al de mi universidad, pero es lo que dices, las máquinas un rollo, yo necesito a un monitor con hijoputismo, como tú dices, jajaja que me ponga las pilas.
    Gracias por compartir tu experiencia de pasar de chica vaga a deportista jajaja
    Un besito.

    http://miordenadodesastre.blogspot.com.es/

  10. daggermu says:

    jejejeje, me ha gustado mucho el post. Yo tampoco soy nada deportista -y lo mejor es que no me da vergüenza reconocerlo- pero hubo una época que también caí y estuve unos tres meses acudiendo diariamente al gym. ¿Me sentía mejor? Sí, claro, muy enérgica. ¿Me veía el cuerpo más moldeado? pues no sé si decir moldeado o musculado, algo que no me gustaba. Cuando vine a darme cuenta en lugar de piernas tenia dos columnas de trajano jejeje. Después vino una semana santa y ya no volví. Además yo creo que socializas más en una biblioteca (que ya es difícil) que en un gimnasio, es el sitio más aburrido del mundo.

    Así que a mi no me pillan más!!

  11. Nevalyn says:

    Que cierto todo. Y yo tengo un hermano que es entrenador personal… y aun asi me cuesta la tira… Ya os sigo como fan. Si lo deseáis, seguidme en ttbdivas.blogspot.com

  12. Ana Guerrero says:

    Pues yo tengo que ser de las únicas que le encanta hacer deporte (y lo digo justo hoy, que con las agujetas nivel catedral de burgos no he ido…) Yo este mes me cambié y me apunté a body combat + gap + máquinas (no todo en el mismo día, que si no probablemente moriría) pero es lo mejor que he podido hacer!! He descubierto que es un deporte que me gusta y se me da bien a pesar de lo arritmica que soy!
    Y si has conseguido superar el tabaco, lo del gimnasio es "pan comido" fijo !! 🙂
    Un beso!

  13. se de lo que hablas!!! al igual que tu disfruto mucho del spinning!! aunque ahora me estoy concentrando en tonificar mi cuerpo y por eso estoy utilizando pesas!! a mi tambien me da muchisima pereza ir al gym pero una vez comienzo mi rutina me siento muy feliz y satisfecha conmigo misma!

  14. Bubbles says:

    Waaau! Vaya peazo de post!
    Yo soy igual que tú, wapa. Nada más escuxar la palabra gimnasio se me ocurren miles de cosas mejores que hacer. Peeero, es necesario. Yo me apunte el mes pasado con mi mejor amiga y vamos juntas (sino no vamos, jejeje.). Ella hacia Spinning antes y quiere volver a hacerlo, pero yo no me fio de mi cuerpo todavia. A la mejor en un futuro… yo soy más bien de baile. Algo como zumba o batuka o el step y el aerobic. Lo bueno es que en mi gimnasio pagas una cuota mensual y puedes atender todas las clases que quieras, más las maquinas. Que por lo menos varía la cosa un poquito. No hay nada peor que la monotonía.
    Un beso wapa
    http://palaciobeauty.blogspot.com.es/

  15. Lenne says:

    ¡¡¡Qué bien me viene esta entrada!!!^_^ desde principios de año me propuse que en cuanto terminara los exámenes me iría a la búsqueda de un gimnasio adecuado a mis necesidades, hace unos días que acabé y mañana mismo voy a mirar uno del que me han hablado muy bien 🙂 Yo estoy ahora mismo como estabas tú al principio: floja, floja pero floja xD vamos, que no he hecho deporte en mi vida más que las clases de gimnasia en el instituto y las odiaba a muerrrrrrrrrrte… Pero creo que el gim me motivará más 🙂 A ver cuando empiezo y lo mal que pasaré la primera semana xD pero bueno, cuando quiero soy muy constante y con esto quiero serlo, ¡por mi salud! 😀 Porfis, síguenos contando más adelante qué tal te va en el gym 😛 ¡Un besote!

    http://rockandwild.blogspot.com.es/2013/02/la-familia-nars-crece-nuevas.html

  16. Troky Mu says:

    yo tengo poquisimo tiempo libre, y pensar en salir despues de ocho horas encerrada en mi curro a pasarme X tiempo en el gimnasio me parece una tortura mas mental que otra cosa.
    Cuando iba no solo no me relajaba nada, si no que las monitoras del que fui, me tenian haciendo jogging o lo que todo el mundo conoce por footing… para eso hago lo que hacia cuando estaba a régimen, salir después de cenar con los cascos y caminar una hora sin parar, me venia mejor, y con levantar las bolsas de la compra ya hago pesas…

    1. Nah, si es que cuando no se necesita o no se tiene tiempo está claro que no tiene sentido. Yo hasta hace meses pasaba 12 horas fuera de casa por curro y no me quedaban tiempo ni ganas para gimnasios, pero llevar una vida sedentaria es lo peor. Estar sentada todo el día frente al ordenador es pa cortarse as venacas

  17. Mandarinalia says:

    Yo me quité del gimnasio hace más o menos 5 meses, entre lo poco que iba y la subida que le metieron a la cuota con la leche del iva pues lo dejé.

    Ahora estoy intentado salir a andar una hora todos los días, menos da una piedra xD

    1. Pues sí, está genial caminar una hora todos los días, también hay que ser disciplinada para eso. A mí con el IVA también me jodieron un euro más… En fin. Creo q m,e sigue compensando.

  18. Iria Pita says:

    Me he partido de risa con tu entrada, me ha recordado mucho al libro que acabo de leer (Te dejo es jódete al revés, de Señorita Puri) jajajaja la verdad es que yo soy muy muy perezosa, a mi la gente que se levanta para ir a correr me parece una descerebrada porque yo nada más levantarme lo único que tengo ganas de hacer es tirarme en el sofá jajaja en fin! En el fondo envidio a esa gente que tiene fuerza de voluntad para hacerlo, pero puff… Yo de momento no soy capaz! Lo que si me gustaba era hacer Batuka, pero en casa! Eso si q me molaba! A ver si la retomo un día de estos… jaja un besito!

    http://www.funfearlessfemale.tk

  19. Aina Köhler says:

    Yo estoy empezando a "andar-correr": un rato (cada vez, más pequeñito), ando y un rato (cada vez, más grandecito), corro. Y es verdad que cuesta pero he de reconocer que engancha!!

    Besos, AK

  20. Yo estuve apuntada durante meses e iba todos los días y me notaba mucho mejor, pero por motivos de trabajo de mi pareja dejé de ir, al gimnasio me pasa como a ti, tiene que ser en compañía, sólo se aburre uno mucho jajaja.

  21. Diana says:

    Aunque me llama mucho la atención creo que con caminar una hora y a veces hora y media diaria con mi perro por los caminos ya tengo la dosis de deporte que necesito. Si es cierto que cualquier esfuerzo físico que hagamos hasta que forma parte de nuestra rutina parece un poco imposible.

    Un besoet!

  22. Laura BM says:

    Me encantas cómo escribes, la verdad es me río mucho y me siento identificada. Te felicito por dejar de fumar y lo del gimnasio, para mí dos imposibles. Yo empecé a odiar el deporte desde el instituto y esas panzás a correr que nos metían…Estuve yendo a natación y me fue bien, pero los horarios, la bolsa, uff…pensé en comprar una bici estática pero todos me desanimaron diciéndome que acabaría siendo el lugar para colgar la ropa…algo habrá que hacer…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.