Pruebo durante una semana la dieta a domicilio Dietbon

A ver, que yo me veo bastante bien pero sí que me gustaría quitarme unos 3 kilos de encima, concretamente de la barriga. Total, que cuando me ofrecieron probar la dieta a domicilio Dietbon y compartir mi experiencia en el blog dije sí de cabeza: vamos a ver qué tal esa mandanga y a ver si es verdad que funciona (y a ver si está buena).

¿Cómo funciona Dietbon?

Dietbon es un menú de dieta a domicilio con productos 100% naturales. Ni más ni menos.

Lo primero es hacerte una evaluación nutricional. Esto es tan sencillo como rellenar un cuestionario en su web y después una dietista te llamará por teléfono para hacerte una evaluación personalizada. Mi consulta duró casi una hora en la que una nutricionista me preguntó por mis hábitos de alimentación, estilo de vida, etc. Por supuesto tendrás que darle datos personales sobre tu peso, altura, consumo de azúcares, alcoholes… Ella te aconseja qué tipo de dieta hacer y te ayudará a valorar si tus expectativas son realistas y saludables.

Yo le comenté que el año pasado había tenido variaciones muy bruscas de peso (mi vida personal dio muchas vueltas y mi cuerpo lo sufrió visiblemente) y casi de golpe perdí 10 kg. Después recuperé 8 kilazos a razón de 1kg por mes y todo eso sin comprar pantalones nuevos con lo que pasé de estallarlos, a quedarme grandes y ahora a embutirlos otra vez. Para mí lo ideal sería perder 3 kg y quedarme en 55, básicamente para no tener que desabrocharme los vaqueros después de comer, porque tampoco es que se noten mucho 3 kg en general (bueno sí, se nota en el culo pero las Kardashian y Rosalía dicen que culo grande es ok).

Al comentarle esto a la nutricionista (además de mi altura, mis hábitos y mi estilo de vida), me recomendó que no aspirase a adelgazar demasiado en una semana porque realmente no tengo muchas reservas de grasa y al tener un metabolismo rápido, no es recomendable forzar lo de pasar hambre.

Una vez hecho esto debes escoger tu plan o hacer como yo y pedir a la carta, es decir, escoger plato por plato de entre la selección que tienen en su web donde además podrás ver al detalle el valor nutricional de cada plato.

Lo siguiente será recibir el pack de comidas en tu casa. Yo recibí el pack de 1 semana que incluye:

  • 2 platos preparados al día (comida y cena)
  • Pack de postres
  • Pack de desayunos
  • Pack de merienda
  • 2 paquetes de infusiones
  • Librillo Dietbon

Aunque el plan dura una semana, sólo incluye platos preparados para 6 días de manera que el séptimo día «descanses» de la dieta y de paso te des cuenta de la diferencia que hay entre los platos Dietbon y lo que normalmente te prepararías tú en casa. Ese «dia libre» puedes emplearlo para cenar con amigos, picar algo en familia y la vez conservar buenos hábitos alimentarios. Sin embargo los desayunos, postres y meriendas son cajas que traen 8 raciones y los paquetes de infusiones traen para tomar a destajo.

Estos son algunos de los platos que me comí:

Los platos vienen en una barqueta de plástico (no contiene bisfenol A) recubierta de cartón. Le quitas el cartón, despegas parcialmente la tapa y lo calientas al microondas o al baño maría.

No necesitan nevera excepto las ensaladas, que te las comes tal cual, aunque recomiendan refrigerarlas un poco antes de comértelas para que estén fresquitas. Yo no necesité hacerlo porque en mi casa hace mucho frío (se pasa mal a veces pero para la piel es fetén) y he visto que la mayoría de cosas tenían fecha de caducidad a un año vista.

Como desayuno tenía tortitas de tamaño pequeño, un par por ración; de postre una especie de mousse de caramelo y como merienda, galletas con trocitos de chocolate.

La idea es que te comas el desayuno acompañado de un lácteo (en mi caso un café descafeinado) o por ejemplo con una de las infusiones del plan, piezas de fruta fresca a lo largo del día y que acompañes la cena de algo fresco como una ensalada de tomate al que te recomiendan añadir poco aliño.

Y por supuesto beber mucha agua.

¿Saben bien los platos de dieta Dietbon?

Partimos de que a mí me gusta bastante cocinar.

Muchos días me hago una simple pasta, arroz o alguna cosa rápida a la plancha pero cuando me vengo arriba preparo mis movidas con parsimonia y celebración, así que tampoco me esperaba que estos platos precocinados supieran a la comida de mi abuela. Aún así, comparados con otros platos precocinados de supermercado están bastante bien, aunque hay de todo: alguno salió muy decente (el cordero, las lentejas, el cerdo, la ternera…) y otros no me gustaron tanto (el salmón con legumbres, la hamburguesa de soja, la pasta…). En resumen: para ser platos de dieta están bien de sabor.

Reconozco que no soy muy de dulce así que el postre no me emocionó mucho. Entiendo que los postres por defecto tienen grasa y azúcares y eso con la dieta como que no encaja, de manera que ni la textura ni el sabor de la mousse de caramelo me encantaron.

Luego están las galletas con pepitas de chocolate que aunque ya dije que no soy muy de dulces, podría comerme un paquete entero de una sentada.

¿Funciona la dieta Dietbon?

Yo bajé 1.1 Kg en una semana y eso que hice trampa.

Por un lado hay platos que son muy saciantes, como por ejemplo el Dhal de Lentejas, y no necesité nada más que esa cantidad para sentirme satisfecha. Luego hay platos que me dejaron con ganas de más, como el plato de carne con puré de patatas y los platos de salmón también contienen piezas de pescado bastante reducidas.

Yo no soy muy tragona pero como muchas veces a lo largo del día. Esto también lo tuvo en cuenta la nutricionista de Dietbon que me asesoró e hice caso a lo que me dijo ella: «en tu caso no es saludable que pases hambre», así que comí toda la fruta que quise (tampoco me vuelvo loca con la fruta) y añadí varias veces un par de lonchas de jamón a media mañana. El salmorejo y las aceitunas a deshoras rara vez me faltaron e incluso un día cayeron unas palomitas de maíz (hechas por mí con poca grasa, no de microondas). También comí queso curado para picotear en varias ocasiones y mozzarella fresca en la ensalada de tomate alguna que otra noche, ensalada que aliñaba sin miramientos. Aunque siempre todo esto era tan solo para matar el gusanillo; nunca me pegué un atracón ahí a queso La Peral tampoco. Todo lo que picoteaba era bastante sano y sólo comí pan en contadas ocasiones.

Vamos, que no me permití pasar hambre en absoluto. No fui nada estricta y aún así me funcionó.

Y hay que tener en cuenta que también estuve haciendo un poquito de ejercicio: aunque solo sea media hora al día, un par de galletas las tengo que quemar ¿¡si no qué mierda es esta!?

Total que visto lo visto, si sigues al pie de la letra la dieta sin picotear y sin pinchos de lomo con queso y bollos de crema, vaya que si adelgazas. En palabras de Dakota: TE DIGO YO A TI QUE SÍ.

¿Merece la pena la dieta Dietbon?

Sólo recomendaría Dietbon a alguien que realmente necesitase mucha ayuda con su dieta, como el tipo de persona que por falta de tiempo se para solo 10 minutos a comer o llega a casa tarde y cansada para cenar y se prepara unos noodles con polvos barbacoa o se pide pizza noche sí, noche también porque no le dio tiempo a hacer la compra. Y aún así, hay que tener fuerza de voluntad. Está claro.

Si cocinar te da toda la pereza del mundo o simplemente estás muy pez en temas de nutrición y quieres bajar peso, puede ser muy útil, aunque es posible que eches de menos algún plato al que estés muy acostumbrado: esas croquetas de jamón, esa tortilla con chorizo, esa fabada con su compango.

La mayor ventaja de Dietbon es la comodidad: te lo da todo hecho, desde la comida hasta la atención personalizada, ya que no tienes ni que desplazarte a la consulta del nutricionista, pero también tiene algún aspecto negativo como que la comida viene desde Francia (no es precisamente producto kilómetro cero) y se genera bastante residuo en embalaje y plásticos.

Los platos preparados vienen en recipientes de plástico desechable.

Otra cosa buena que tiene esta dieta es que te da ideas para cocinar. Todos los platos tienen ingredientes básicos y accesibles y si pruebas algún plato que te emociona puedes intentar hacerlo en casa después ya que todo son guisos o preparaciones bastante sencillas.

En resumen es que es muy cómodo: sólo tienes que poner de tu parte la fuerza de voluntad y te ayudará a bajar peso pero lo mejor de todo es que si lo pruebas unos días seguramente te animes a empezar a cambiar tus hábitos y a encauzarte en una rutina alimenticia más rica y saludable.

Si te animas a probar este programa de adelgazamiento tienes un descuento del 15% haciendo click aquí con el código DBES así como una cura de té détox 28 días Morning & Night de regalo.

Share:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.