Provocalips Rimmel London | 16hr Kiss Proof Lip Colour

Primero fueron los Apocalips, después los Apocalips mattes y ahora llegan los Provocalips de Rimmel London: los labiales permanentes o como ellos mismos los llaman, los colores de labios de 16horas a prueba de besos.

16 horas morreando, eso es pasión y mucho tiempo libre.

Provocalips de Rimmel London

Una pregunta que me suelen hacer a menudo sobre todo gente que no se maquilla habitualmente es qué pintalabios es el más duradero.

Normalmente quien se pinta los labios con asiduidad sabe más o menos lo que hay, pero quien no lo hace muy a menudo piensa que no conoce el mejor pintalabios porque no ha sabido buscar o porque no ha tenido suerte.

La verdad es que pintalabios duraderos haberlos haylos pero normalmente la duración va en detrimento de la comodidad para llevarlos puestos así que no son muy habituales. Por otra parte es muy probable que los acabados que encuentres sean mates, ya que los productos brillantes suelen agarrarse menos a la superficie de la piel.

MAC por ejemplo relanzó hace cosa de ¿dos veranos? sus pintalabios retro-mattes en varios tonos y si tienes los labios algo sensibles o tienden a resecarse no querrás llevarlos a menos que realmente necesites duración y no te queden muchas opciones. A mí personalmente me encantan porque un labio mate me pirra y no me resultan demasiado incómodos.

Sin embargo, a la hora de encontrar un color permanente y además brillante las opciones escasean.

Por suerte, para este verano los de Rimmel London han tenido una gran idea: un pintalabios en dos pasos, uno de color y otro de brillo, con el que se consigue duración a tope sin renunciar a la comodidad ni al brillo.

Provocalips Rimmel London

Los Provocalips de Rimmel London son los primos duraderos de los Apocalips con los que comparten su textura líquida y su color intenso aunque esta nueva versión dura infinitamente más y no se mueve ni un ápice de su sitio.

Provocalips Rimmel London

Existe otro tono más que no me han enviado, un color ciruela de nombre «Kiss Fatal»

 

La duración sobre los labios es increíble aunque a la hora de comer he tenido que quitármelo a posta porque su textura se hace evidente y yo soy de esas personas que disfrutan demasiado del comer como para distraerse con texturas raras en los labios. Ojo, lo hago con todas las barras de labios. Con los Provocalips al menos pude aguantar gran parte de la comida, de hecho me lo quité ya casi terminando de comer porque quería hacer la prueba de duración y la verdad es que aprobaron con un sobresaliente; el tono estaba intacto.

Provocalips Rimmel London

Provocalips de Rimmel London Provocalips de Rimmel London

Provocalips Rimmel London

Y ojo, he tenido que quitármelo con aceite desmaquillante porque con agua micelar no se iban, mucho menos con una simple servilleta que fue con lo primero que lo intenté. Ilusa de mí. Incluso con ese desmaquillante antibombas me quedó el labio teñido ligeramente y con los swatches que me hice en el brazo he podido comprobar que los tonos marrones/nudes dejan el labio aún más tintado. Curioso, la lógica me dice que debería ser al revés.

Provocalips de Rimmel London

Los tonos Skinny Dipping y Dare to Pink son algo menos cubrientes y no dejan una capa de color tan uniforme como el resto.

Los tonos que más me han gustado son Make your move (nude frío oscuro), I’ll call you (rosa aciruelado) y Kiss me you fool (rojo) seguido muy de cerca por Play with fire (rojo sangre).

Llevar puestos colores así de potentes con tanta seguridad de que no van a ir a ninguna parte es una gozada.

Provocalips Rimmel London

Por otra parte, la capa del gloss no es nada pegajosa. Al pegar los labios con un gloss habitual suele notarse mucho más movimiento de producto que se mueve y se pega entre sí, sin embargo con este no pasa; la sensación de hecho es más similar a un bálsamo, más de hidratación que de brillo. Me gusta mucho.

Cuando el color comienza a desvanecerse es cuando entiendes porqué son tan duraderos y es que una vez asentados sobre el labio (sabrás cuando ha llegado ese momento porque se vuelven mates) es como si se convirtiesen en una finísima capa de vinilo satinado, convirtiéndose en un color flexible y duradero y mucho más cómodo de llevar con la capa de brillo por encima, todo sea dicho. Y es que cuando empieza a perderse el color se va yendo como a trozos y no deshaciéndose como haría un labial cualquiera. Puede verse en la imagen que sigue:

Provocalips Rimmel London

El packaging, para entendernos, es muy lowcost. Plástico en sus tres piezas y ambos aplicadores con formato de esponjita tipo gloss. Para aplicarlo me parece muy cómodo y aunque cueste creerlo, una vez seca la capa de color el aplicador de gloss transparente ¡no se mancha! cero. Maravilloso.

Provocalips de Rimmel London

Provocalips rimmelEl olor no se aprecia mucho al aplicar el color pero a la hora de dar la capa de brillo fijador se puede percibir con facilidad ese olor a body milk clásico, o a eso me quiere recordar a mí. No me parece lo más maravilloso del mundo pero al menos es leve.

La única parte mala que les veo a los Provocalips Rimmel London es la de tener que hacer dos aplicaciones para conseguir la duración y la textura en todo su esplendor pero creo que la fórmula dos-pasos funciona a la perfección y merece mucho la pena: no es un simple truco de marketing.

Así que si estás dispuesta a perder un minuto de tu vida esperando a que se seque la capa de color posiblemente hoy sea tu día de suerte: aquí están los colores de labios permanentes que estabas buscando 🙂

Personalmente echo mucho de menos un packaging un pelín más sofisticado y no tan «plastiquero» aunque teniendo en cuenta la liga de precio en la que juegan supongo que es lo justo.

Los colores de labios Provocalips a prueba de besos (juasjuas) de Rimmel London saldrán a la venta en julio pero si no puedes esperar más puedes adquirirlos a un precio de 9,49€ en Asos.


Producto recibido por cortesía de la marca. Mi opinión es libre. Gracias por hacer clic en los links de afiliación.

Share:

19 Comments

  1. mareas says:

    Uy, que de tonos molones y que duración más buena por lo que leo.
    Que dejen el labio tintado es otro punto favorable. Quizá más adelante pille alguno para probar, digo eso porque me he puesto cómo meta no comprar maquillaje en el plazo de los próximos tres meses.
    PD: Liberté está de viaje ya para casa, me lo consiguió una seguidora en un mercadillo de la marca.
    Un beso.

    1. No todos dejan mancha pero es que son super potentes. Me han sorprendido mucho, no me lo esperaba ni me los esperaba tan cómodos.
      Qué guay el Liberté, ahora para veranito da una cara saludable estupenda 🙂
      Ya me contarás.

  2. Carme says:

    Mola! Yo pensaba que la parte del brillo se guarrearía, pero si no se guarrea si esperas, ya mola! Son colores muy bonitos, a mi también me llaman I’ll call you (este me llamará literalmente jajajajaja) y kiss me you fool. No son muy caros, así que guay!!! A ver si los veo en persona, a lo mejor compro alguno…

    Saludoooos! 🙂

    1. Es que una vez se seca la capa de color ya no es que no manche, es que cuesta su trabajo quitarla, así que al pasar el brillo es como pasar por encima del labio sin nada. Maravilloso.

    1. Particularmente los rojos, de los que en general soy fa, es alucinante ver como se quedan fijos incluso con al capa de gloss por encima. Llevar ese color tan potente sin que se mueva un pelo es alucinante.
      Merece la pena probarlo, mucho.

  3. maria says:

    Pues si queréis duración y comodidad probad los style unlimited de kiko. Yo soy bastante fan de marcas de calidad pero no he encontrado nada en cuestión de pintalabios como esos. Me encanta tu blog. Un beso. Mary

  4. Elena says:

    Hola!
    Jo, sí que son bonitos la verdad, me sería muy difícil decantarme por un solo color… y si no resecan demasiado oye, mejor que mejor.
    Un besote

  5. Marjorie says:

    Me encantan los labiales fijos ultra mates pero a veces resecan un montón. Estos tienen muy buena pinta aunque me recuerdan a unos que tuve hace muuuuchos años (diría que 15) que eran también en dos pasos y si no aplicabas el brillo la textura quedaba tremendamente seca en el labio, casi como una capa de barro. Eso sí, no se iban con nada!
    Besotes

  6. Jen says:

    El tono 200 me ha enamorado y como no son muy caros a lo mejor lo pillo cuando salgan. La verdad es que llevo bastante tiempo sin probar labiales de dos pasos.

  7. dOri says:

    La gama de tonos es bonita y por lo que cuentas no están nada mal como labiales permanentes. Me ha sorprendido que la parte del brillo no te tinte de color, algo que creía prácticamente imposible jajaja
    un beso!

  8. Me parece fantástico que no se muevan y sobre todo que no se enguarre la parte del brillo. Son colores preciosos. Si me los encuentro en las tiendas y los veo, los probaré y si me gusta alguno, se vendrá para casa.
    Que los disfrutes! Besossss

  9. Anónimo says:

    Hola, yo hace unas cuantas semanas me lo compre, porqué todo el mundo dice que es muy buena y que dura a sin que me lo compre. Pero…en mi opinión cada labio es distinto porqué por ejemplo puede que a una persona le dure pero…a mi en personal no me duró bi tres horas. Yo trabajo en un tienda de ropa y cuándo.. Fui al baño para ver cómo tenia los labios directamente nlya no tenían color. Y me sorprendió mucho. Y he probado todas las marcas pero..ninguno me vale todos se me quitan, no hay ninguno que se me quede fijo todo el día sin tener que reticarme. No se que más hacer, ni que marcad más utilizar. Pero en los sitios donde he hido a comprarlos me han dicho que no todo el mundo tenemos el mismo labio unas lo sentran más secos, otras menos, a unas les surtan más que a todas. Pero..bueno no Se que debo de hacer.

  10. Laura says:

    Hola! Son mate? Ósea quiero decir, para que quede mate tienes q n añadir el brillo? O aún añadiéndolo queda mate? Gracias guapa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.