Productos terminados de Febrero

No es que me haya confundido con el título del post, es que tenía acumulados tantos botes vacíos que me daba para varios “Conclusiones Consumistas”, que era como llamaba hasta ahora a mis posts de productos terminados. La razón por la que decidí cambiarle el nombre desde ya es porque al final del título siempre lo numeraba y cada vez que escribía uno nuevo tenía que andar buscando que número tocaba. Vamos que soy vaga hasta para eso. Ays.

Productos terminados de febrero

Empiezo por este exfoliante corporal Sugar Scrub de Deep Steep de mandarina y melón. El olor es de puro pastel, muy dulce y muy rico pero esto se volvió en mi contra en un par de ocasiones: mi recomendación es no utilizarlo si justo después vas a comer o cenar o algo porque te va a saber todo a melón y mandarina: el aroma se te mete hasta en las entrañas. De otra manera es muy hidratante y a pesar de tener gránulos considerablemente grandes no hace daño ni raspa. Es graso y no se transforma en emulsión ni nada, es decir que permanece sobre la piel sin absorberse bastante tiempo. De momento no repetiré porque tengo otros pero no está mal. Probaría nuevos olores. Hay varios en iHerb por 8,32€

Los productos de Salerm no pueden gustarme más, bueno sí, teniendo diseños de mis ilustradores favoritos en el packaging, o directamente fotos de mis amigos impresas, así por pedir cosas imposibles. Esta mascarilla Hi Repair 02 es una muestra de una Birchbox (marca a la que ya han recurrido en varias ocasiones para rellenar sus cajas) y me encantó por lo brillante, suave y suelto que me deja el pelo. La verdad es que todo lo de Salerm me va de vicio o debería decir que “me viene al pelo”, juasjuas. Además tiene un característico olor a vieja “señora mayor” que me encanta. Creo que me recuerda a mi abuela 🙂
Este producto cuesta 18,15€ el bote de 250ml (aquí) y aunque es algo elevado puede durar una eternidad.

También he terminado la BB cream de Kiehl’s que me gustó bastante o entre bastante y mucho. Tiene un olor a regaliz extrañísimo. Para mí es muy agradable pero me parece tan sumamente raro que hayan hecho un producto así para vender… no sé, me sorprende que un olor así le guste a todo el mundo conociendo a tanta gente como conozco que odia cómo huele el regaliz. Dejando mis caprichos olfativos a un lado creo que tiene un cobertura media y una duración sobre la piel media/baja. No me provocó acné a pesar de su altísimo filtro solar y el tono es perfecto para mí, algo así como un NW15/20 de MAC, aunque puede que sea más neutro.
Es importante señalar que no es una BB cream como las asiáticas, sino que es MUY occidental; es más una hidratante con bastante color. Cuesta 29,00€ en la web de Kiehl’s y con el código ENVIOGRATIS efectivamente, el envío es gratis.

Deep Steep Salerm Kiehl's BB cream

El tónico facial de rosas y té rojo de Acure me gustó muchísimo aunque el olor es un pelín extraño, esta vez para mal. Un olor de esos metálicos poco reconfortantes. Está indicado para pieles normales y grasas problemáticas. La mía entra en ese rango de pieles amigas.
El bote lo tengo guardado para reutilizarlo porque es de cristal (bien) y pulveriza genial (bien, bien).
Cuesta 12,92€ en iHerb.

¿Sabés cuando mezclas detergente de la lavadora con un poco de agua que queda esa pasta medio granulosa? Pues esa es la textura que tiene el exfoliante corporal de Kueshi y no lo digo como algo malo. Es bastante fuertecito así que si tienes la piel del cuerpo sensible no te lo recomendaría. El olor tampoco es especialmente agradable, no es frutal, ni dulce. Lo cierto es que también huele a detergente ahora que lo pienso :/
Esto era una muestra de 50ml que me vino en una Birchbox pero no repetiría. No me gustó especialmente.

Tampoco repetiría con este desodorante natural de Natural Carol. Este me vino en una EssentiaBox… ay! benditas cajas de muestras que nutren mi baño y mi tocador. Y encima es el segundo desodorante natural o “más tirando a natural” que utilizo seguido y no me va nada bien. Sobre el anterior hablo aquí. Nada, como echarme agua.

Acure toner, Kueshi scrub, natural carol

La mascarilla de oliva y karité de Keims es probablemente la mascarilla capilar que menos me ha gustado de todas las que he probado jamás. Me deja el pelo super seco y desenredado, encrespado… definitivamente no es para mí. Es de las pocas muestras que no he podido ni terminar.

La mascarilla facial nocturna de Akane tiene una textura extrañísima. Es una especie de masa húmeda que no se deja esparcer como cualquier crema, como si le costase separarse molecularmente o algo así. Muy rara. No me mocionó demasiado. No la entendí.

El champú Lumiere d’Hiver de Number4 sin embargo me encantó. Un olor exquisito y una textura suavísima, sin colorantes, para dejar pelo brillante, especialmente limpio y juraría que me ayudó a mantenerlo liso más fácilmente aunque igual es casualidad, fue algo muy sutil que noté.
Me gustó muchísimo pero es tremendamente caro. Mucho.

Comodynes, Number4 shampoo, Keims

Y para terminar: la toallita quitaesmaltes de Comodynes. Da como penica ver ahí el sobrecito abierto y vacío pero tenía que hablar de ella. Cuando la utilicé por primera vez (primera y única porque no da para más) me pareció un mal invento: la textura es como rígida y fina, muy parecida a esas toallitas de limón que te daban antes en los restaurantes para limpiarte cuando comías marisco. Bueno, igual las siguen dando pero chica yo es que no acostumbro a comer marisco por ahí para mi desgracia. Total que entre que la toallita sólo es una y que tiene esa textura pobre que “no agarra” pues como que se te queda un poco corta, sobre todo si lo que pretendes es quitarte el esmalte de 10 uñas pintadas de azul noche con shimmer.
Sí, quita el esmalte y no apesta demasiado a quitaesmaltes pero no me pareció ninguna revolución.

El caso es que el otro día tenía que coger el autobús (para un viaje de media hora) y no quería presentarme en el destino con las uñacas en el estado en que las tenía y ¡OH! Cuánto me acordé de la dichosa toallita. Me hubiera venido de perlas para el bus pero no pudo ser, ya no me quedaban. Fui con las uñas hechas un asco.

En plan urgencia pueden servir pero no son económicas: 5,95€ el paquete.

21 Comments
Share:

21 Comments

  1. Mareas. says:

    No está mal el tema de las toallitas quitaesmaltes para viaje o para llevarlas en el bolso para una urgencia.
    El exfoliante corporal de Iherb lo tengo que probar. No he probado nada de Salerm pero quizá lo haga más adelante.
    Un beso.

  2. El exfoliante sugar scrub, creo que me encantaría aunque por ahora no va a caer, que tengo mil.
    Con el champú Lumiere me ha entrado curiosidad, pero siendo tan caro, como que no lo compraré.
    Y el desodorante, lo tacho de mi lista, porque sino te funciona… a mí seguro que tampoco. Yo me he pasado a la búsqueda de un buen desodorante natural. Si lo encuentro, te digo.
    La toallita tenía pinta de quedarse corta y por lo que cuestan, no debería ser así y por lo menos quitar un esmalte normal de las dos manos.
    Besosssss

  3. Gabriela says:

    Tengo el desodorante natural sin empezar pero miedo me da y más ahora que se acerca el verano…
    La toallita tampoco la he usado y me parecía un invento genial para viajes que cargar con todo el quitaesmaltes como que no.
    ¡Besos!

  4. ZeldaPotter says:

    A mí la mascarilla Hi Repair me tiene enamorada. Hoy he hecho combinación Birchbox (champú Beauty Protector + Mascarilla Salerm Hi Repair 02 + Spray Beauty Protector…si, ese de botellita roja xD) y estoy feliz. Había probado la mascarilla con mi champú habitual y la vi buena pero no genial, pero combinada con ese champú…¡madre mía! Secándome el pelo vi que tenía algo más de volumen y que estaba suelto, no estaba apelmazado, que es lo que me suele pasar, y eso que normalmente (hoy no) hago el "revés": primero acondicionador/mascarilla y luego champú. Pues sí que es verdad que esta mascarilla no engrasa. ¡A ver cómo se porta con las horas!

    En cambio difieron con tu opinión del exfoliante corporal de Kueshi. Mi piel es muy delicadita pero está llena de granitos secos. Los brazos parecen una tabla de rayar, y pas piernas siempre con los granitos rojos antiestéticos. Mira que mi esteticista me hizo probar mil geles exfoliantes, algunos carísimos y NADA. En cambio con este he visto el cielo, hasta ha hecho que un producto que consideraba poco potentes en mi, como es la manteca corporal de Korres de guayaba, haya hecho maravillas. ¡Tengo los brazos suaves! ¡No los había visto así jamás! Cierto es que es incómodo con tanto grano gordo, pero viendo los resultados…aguanto encantada.

    Las toallitas quitaesmaltes las aborrezco. Probé la que traían de regalo y la primera uña, la del meñique, genial, una pasada y fuera. Ya estaba viendo la gloria cuando me pongo con la siguiente uña y…nada. Ni un mísero arrastre. En ninguna zona de la toallita. Como si por 5 segundos fuera de la bolsita se hubiese evaporado. Ag.

  5. Iria Pita says:

    Pues yo probé un exfoliante de Kueshi, no sé si es ese en concreto, pero también tenía centella asiática de esa y me gustó el olor, pero no era espeso como este y la verdad es que se diluía tan pronto que poco exfoliaba. El de iHerb que enseñas lo tengo y me encanta, pero el olor no se me queda tan pegado como a ti. Supongo que será cuestión de la piel de cada uno! jeje un beso!

  6. Judith H says:

    El exfoliante de Kueshi no me gustó nada. La toallita de Comodynes ahí la tengo muerta de asco, todo lo de la última foto lo tengo (bendita birchbox, jaja), y lo de más, lo he probado también por la caja. BSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.