Probando bálsamos labiales Carmex

Los bálsamos labiales o lo que comunmente yo solía llamar “cacaos” siempre me gustaron porque adoro ese olorcillo avainillado que tienen la mayoría y además ayudan a combatir las pielecillas en los labios tan comunes en mí, pero nunca me resultaron muy cómodos de usar y además no soy nada constante, cosa que un tratamiento por simple que sea necesita para ser efectivo. El tema es que desde que me pusieron la bocafierro ortodoncia mis labios sufren un poco más, se me resecan y como la movida esta cada cierto tiempo te la vuelven a apretar y en mi caso es bastante doloroso pues no sé qué narices hago con la boca que acabo con heriditas, roces y sequedad a gogo. Así que se me han hecho imprescindibles.

Durante este tiempo he utilizado varios bálsamos y a pesar de que muchos de ellos ma han gustado bastante ninguno me ha enganchado lo suficiente como para no seguir probando otros.

En anteriores posts muchas de vosotras me recomendásteis la marca Carmex, así que yo misma les propuse una colaboración. Aceptaron amablemente y la semana siguiente tenía toda la gama en mi casa 🙂

En el post de hoy voy a hablaros de tres de ellos porque todos en tropel harían un post demasiado extenso y no quiero haceros huir: El Moisture Plus de melocotón, el Carmex Cherry en botecito y el Carmex clásico en tubo. Tres formatos para tres bálsamos distintos.

Estos bálsamos son algo distintos a lo que estaba acostumbrada a utilizar. Para empezar tienen una textura de pomada translúcida y un aroma balsámico muy diferente a los de coco y vainilla que solía probar.

El Moisture Plus Peach es una barrita delgada ligeramente coloreada, aunque a la hora de llevarlo en el labio no pigmenta apenas, sólo aporta un ligero color y algo de brillo, aunque esto es normal: con los bálsamos lo común es entafarrarse los labios sin piedad y si tuviera mucho color sería un engorro. Al ser casi transparente no hace falta aplicarlo con mucha precisión, de lo contrario cantaría demasiado.
El olor es el clásico mentolado que caracteriza a la  marca y no a melocotón como podría pensarse; me temo que la mención a la fruta se refiere sólo a  la asociación de color.

El Carmex Cherry es una variedad muy distinta. Reconozco que el formato botecito no me emociona demasiado, considero que en cuanto a bálsamos labiales es un poco engorroso así que esta versión no es de mis favoritas. Tampoco lo es el saborcillo y el olor a cereza que tiene. De primeras huele a gominola y apetece comérselo pero me resulta demasiado empalagoso en los labios y además se entremezcla con el mentolado típico de Carmex resultando una combinación que no me gusta nada, al menos no en la boca. Así que quizás haga una de esas velitas que hace la peña con lo que queda de él 🙂

El formato que más me gustó fue éste en tubo, perfecto para viajar en verano porque ya puede hacer un calor de mil demonios que no se va a derramar por el bolso ni estropearte todo el neceser. Es un formato bien sencillo que hace que se escape poquita cantidad facilitando mucho la aplicación. Repito: en verano se agradecen mucho estos detalles.

El producto es el clásico Carmex original, sin color ni aroma de cereza. Me gusta mucho y el envase en sí es muy “vieja escuela”, mola.

En general mi opinión con esta marca ha sido muy buena, son bálsamos muy contundentes en cuanto a textura y aroma, como de botica antigua, algo así como las antiguas pomadas para todo.

Aplicados con los labios muy estropeados pueden resultar hasta un pelín picajosos y es que realmente da la sensación de ser medicinales, como curativos; vamos, que se nota que están “trabajando”.

Son bastante pesados así que no conviene abusar de cantidad en una aplicación, vale más echarse poquito y extender bien o si voy a estar un rato largo en el ordenador me echo una buena capa y me olvido.

Estos bálsamos tienen un precio de entre 3,50€ a 6,00€ dependiendo del formato.

70 Comments

70 Comments

  1. Nikky says:

    Hola guapa!!
    A mi el de cereza no me terminó de gustar, el clasico si y ese que enseñas en barrita pues no me importaria probarlo, me lo apunto
    Besines

  2. Marotopia says:

    He probado dos de ellos, el de botecito clásico y el de botecito de cereza. Creo que voy a hacer velitas con ellos por que sobre todo ahora en verano se vuelven aceite puro.

  3. Mareas. says:

    Me gusta Carmex.El de cereza lo probé hace mucho y no me gustó nada.
    Siempre estaba con el formato tubo clásico pero ahora me he hecho con la barrita Moisture Plus normal y me está gustando.
    La de melocotón la apunto.
    Yo llevé los brackets abajo y nunca he tenido los labios peor y ahora que me lo ponen arriba, dentro de un mes, estaré bien preparada de bálsamos, sí.
    Un beso.

  4. Arantxa says:

    Solo he probado el clásico, primero en el botecito y luego ya los conseguía en tubo.A mi me gustan mucho,los encargaba a algún amigo que viajaba a USA porque aqui tardaron en llegar.Me van de lujo en invierno que se me ponen los labios a morir

  5. musirili says:

    Siempre leo muy buenas reseñas de estos productos y nunca los he probado, ahora estoy con el bálsamo labial de la Essentia Box y me encanta pero no descarto hacerme con alguno en cuanto termine los que tengo por casa 🙂
    Un besote!!

  6. Tequi says:

    me encanta carmex, en mi casa siempre hay. es curioso, creo que lo conocí cuando me pusieron ortodoncia, jejeje, ya hace años de mi primer aparato, al final tu boca se acostumbra y las heridas y roces son mínimos (al principio te muerdes y todo porque te falta espacio). yo siempre llevaba a mano un neceser "básico" cepillo y pasta dental, un cepillito interdental, (a veces los restos de comida que no quita el cepillo porque quedan enganchados al braket son los que producen irritación), y sobre todo cera y algún producto cicatrizante para heridas bucales, como el de urgo o uno similar. espero que te ayuden mis consejos 😉

    1. Tequi says:

      eso es que la usas mal, a mi me pasaba al principio, se despegaba, la solución es secar muy bien la zona, con una gasa si es preciso, y poner lo mínimo suficiente para evitar el roce. las primeras veces hazlo cuando vayas a estar sin hablar mucho, en una explicación en clase, mientras usas el pc… y procura no tocarla con la lengua, poco a poco aprenderás a hablar con la cera puesta, incluso a dormir con ella. te acostumbras hasta a las gomas esas que unen lo de arriba y lo de abajo (no se las ponen a todo el mundo) pero al final a todo le coges el punto

  7. Solo he probado el de cereza y no me gusta mucho la sensación de picor. El que tiene colorcito me llama la atención, tiene pinta de hacer bonitos los labios. Con lo de hacerse una vela con los restos me he quedado :O, ¿se hace con el cacao?

  8. nins says:

    Pues estupendo que aceptaran la colaboración!! No he probado esta marca pero me apetece bastante hacerlo y de hecho el que más me llama es el formato clásico en su tubito, que ahora mismo un bote de meter el dedo y acabo pringada además de que con estas temperaturas cojo demasiado producto!
    Eso de la vela con el cacao no lo había oído nunca pero si lo pruebas dinos qué tal xD
    Un beso

  9. gai_ta says:

    Excelente info!!! Yo soy adicta a los balsamos debido al desastre q son mis labios,actualmente uso uno de Palmer's y funciona bien…de estos me agrada q dices que parece "q si hacen lo suyo"…Besines 😀

  10. pichu cosas says:

    Hola guapa!! Yo tengo ganas de probarlos pero siempre que los he visto en tiendas, los tenían super caros, en plan 6 euros la cajita. Pero si los veo por 3 o 4 euretes, si que lo pruebo. Besote

  11. Rococo Berry says:

    a mi tampoco me tira mucho el formato del tarro, prefiero los otros. El que tiene un punto de color me parece muy chulo, supongo que es el que me compraría yo 🙂

    besitos ^^

  12. Neo says:

    Yo he probado el botecito y el tubo, me quedo con el formato tubito pero aún así no me gustan, más que nada porque no me han ido bien; tengo otros "cacaos" que me van muchísimo mejor, como uno de cococare de aloe vera.
    Bss

  13. Natalia L. says:

    Yo desde que probé el de melocotón (que para mi sí que huele a melocotón aunque mezclado como con hierbajos), no quiero comprar ningún otro, me ha enamorado perdida!!
    Y otra cosa que a mi si, y es que yo luego de pasarmelo me dejaba los labios bastante rojos, pero supongo que porque me lo pasaba muy seguido (adicta total! xDDD)

    Besitos desde Girls that glitter love the dark

  14. Alondra says:

    A mi me gustan todos, el de cereza , y el de melocotón más por su aroma, pero todos protejen los labios de una manera muy eficaz, desde que los probé me quedé sorprendida, no es peloteo, es la verdad, y mi hermano, el que más usa , es el de cereza también , jeje, desde mi punto de vista , son los mejores protectores labiales .Un saludo : Marta

  15. Yo desde que descubrí los Carmex soy fan total, eso sí, a mí solo me gustan el formato de tubo y que sea el olor original, porque es lo mismo que dices en tu entrada, que los de sabores/olores se entremezclan con el olor del Carmex normal (el mentolado) y no sé. Pero vamos, yo estos bálsamos los uso para todo: cuando tengo los labios en invierno hechos una pena, debajo de la nariz si estoy resfriada para respirar mejor, en las aletas de la nariz también con resfriado si las tengo muy irritadas, en las mejillas si se me quedan muy secas aplico muy poquito (esto muy de vez en cuando solo, no cada día). Pica un poquito si tienes la zona irritada pero eso significa que lo está curando, y a la mañana siguiente me levanto con esa zona como nueva!

  16. Cris says:

    Hola!!

    Que buena pinta tiene… yo nunca e probado esa marca. no la venden en mi pueblo, y la verdad me da mucho miedo eso de comprar por Internet… Incluso cuando llevaba aparato no me podia separar de mi letibalm (ni de la cera anti roces xD) Bueno genial el blog, y te explicas genial. No cambies!!

    Besos!!

    Pasate: http://girlvision.blogspot.com.es

  17. […] El Moisture Plus de Carmex está muy bien. Este que terminé era el tono Peach. Tiene un precio razonable y tiñe ligeramente los labios a la vez que los hidrata con la textura y olor característicos de Carmex, como muy balsámicos y medicinales. Como única pega señalar la pegatina que trae alrededor del envase, que de llevarlo en el bolso se pone “to puerca” y me da cosa, pero nah. Detalles. Más info aquí. […]

  18. […] Bálsamo labial Carmex. Este formato en tubo es el mejor para el verano porque no pringa ni mancha, va bien cerradito en su envase y no hay peligro de que se derrame por derretimiento. Los bálsamos Carmex tienen un efecto refrescante que mola mucho y en verano vienen genial. Por cierto, yo creo que ahuyenta a los bichos, aunque esto no lo he probado científicamente. Más info aquí. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.