Colección otoño Clarins Pretty Day & Pretty Night

Clarins otoño 2015

Me gusta Clarins. Me mola porque me parece que tiene cosas muy buenas y muy especiales tanto de maquillaje como de cosmética.

La cosmética de Clarins es para hacerle alabanzas también pero hoy voy a hablar de lo otro, del maquillaje, de la mandanga.

clarins otoño 2015

Para este otoño han pensado en una colección pequeñita y muy básica pero son dos alternativas: look de día y look de noche, de ahí el nombre, sencillo y básico también: Pretty Day & Pretty Night.

Y lo básico funciona one more time.

clarins otoño 2015

clarins otoño 2015

Pretty day Palette.

Paleta de marrones.

Pero no una paleta de marrones cualquiera. Es una paleta de sombras neutras cojonuda. Estupendita si te suena muy feo lo otro.

Como dije en el vídeo, es una Naked Basics mejorada. Es lo que debería haber sido.

Son 5 sombras pigmentadísimas aunque algunas no resalten demasiado en la foto porque son similares a mi tono de piel.

Pero tanto la finura del polvo, como la suavidad del tacto, como el brillo sutil, como el potente metalizado… todo son maravillas. Me encanta.

Es una paletita cara (la cabrona) aunque repito, depende de dónde la compres puede salirte muy bien de precio. El packaging es una carpetita de cartón, con espejo de cristal y cierre de goma. Tiene un toque ochentas. En un principio eché un poco de menos un packaging más robusto, más pesado… pero luego me convenció la ligereza: tienen sus ventajas.

clarins otoño 2015

clarins otoño 2015

Y esta Ombre Matte de Clarins no es la primera que pasa por mis zarpas pero es sin duda el color que más me ha gustado de las que he podido probar. Hablo del 08 Heather.

Al ser una sombra en crema-polvo me temo que no hace de base para otras sombras como debería o al menos como esperaría una usuaria (y obsesa) del Constructivist de MAC. Es lógico, en cuanto se deposita en el párpado y se convierte en polvo ya no hay humedad sobre la que “pegar” otras sombras en polvo.

Como tono es precioso para una piel de subtono frío porque le quiere salir un toque liláceo al marrón este aunque mucho ojo porque en una piel muy clara como la mía puede desmejorarte bastante si no la combinas con pericia.

Aquí la pigmentación si es “de alta gama” y más tratándose de una sombra de acabado mate (que ya sabemos cómo se las traen algunas), muy fácil de aplicar y con una textura tan fina que no sabes si ya se ha convertido en polvo, si es que estás soñando o si en realidad estás tocando la barriga de un gatito.

clarins otoño 2015

El Crayon Khol no es lo más remarcable de la colección aunque con este tipo de productos me pasa lo que con muchos otros productos que por precio entendemos como buenos y es que la pigmentación no siempre está relacionada con la calidad.

A ver, que sí, que si no pinta es una mierda, pero tengamos en cuenta que no todos somos maquilladores profesionales.

Mi madre no lo es y me temo que nunca lo será así que cuando se enfrentó a mi Naked 2 dijo que aquello no era para ella, que pintaba demasiado y que no eran sombras nada delicadas. Y por eso pasa lo que pasa con productos de gama alta que no van destinados a profesionales del gremio sino al cliente final (aquel que en la mayoría de los casos no sabe maquillarse demasiado bien o simplemente se apaña haciéndose lo mismo de siempre más o menos, que muchas veces utiliza la esponjita aplicadora que vienen en las paletas y que necesita que la sombra de un leve toque de color al aplicarlo con los dedos y probablemente ejerciendo mucha más presión de la cuenta), que necesita suavidad en los tonos y no tope gama de pigmentación, porque necesita algo sutil y no un look dramático con la mínima presión.

Esa no es mi madre.

Y este es el caso de este Crayon Khol, que no pigmenta demasiado.

Ahora, lo que no tiene excusa es que se rompa tan fácilmente. Lo encuentro muy blando pero no blando-cremoso sino blando harinoso, reseco, que la punta se rompe en trocitos. No mola.

Es el tono 10 True Violet, un violeta azulado con brillos muy bonito y discreto a la vez, pero ni esto el excelente detalle de la punta del final terminada en pincel ha arreglado la textura del producto y eso que tenía todas las de triunfar.

Y soy tan crítica porque no es precisamente barato (17,00€)

clarins otoño 2015

Y sigo poniendo pegas a pesar de que la Rouge Eclat “Tawny Rose” está en mis favoritos de agosto, todo un descubrimiento de color, brillo, hidratación y comodidad en mis labios. La barra podría ser más lujosa, me refiero al packaging. El aspecto es impecable pero cuado lo coges en la mano parece que tienes algo de no muy alto precio. Vaya, que no pesa.

Por otra parte es bonito y lo de que no pese tiene esta otra traducción: cuanto más ligero el bolso, mejor.

No huele a nada y la textura es cremosa sin engrasar. Es comodísima y el tono es un rosa amarronado antiguo todoterreno absoluto.

Me mola mil. 23,50€

clarins otoño 2015

En resumidas cuentas: tenemos para otoño una colección básica y práctica, pocos productos y muy versátiles. Con un precio alto aunque muy rebajado según la tienda donde lo encontremos y con la peculiaridad de un packaging no especialmente ostentoso que contiene un muy buen producto en la mayoría de los casos.

Ver toda la colección en la web oficial de Clarins.


Productos recibidos por cortesía de la marca. Mi opinión es libre. Gracias por hacer click en los links de afiliación 🙂

17 Comments
Share:

17 Comments

  1. La sombra y el labial me ponen ojitos tiernos…

    soy muy fan de los colores topo para los ojos y los nude potentorros para los morros (toma pareado XD) Me gusta ese efecto Blancanieves que deja a las que somos paliduchas <3 No me extraña que te tenga in love!

  2. mareas says:

    La sombra en crema es preciosa.
    La paleta con el cierre de gomas y el cartón por el precio que tiene me parece que tenían que haber pensado un poco más los materiales.
    Un beso.

  3. Alexxa 26 says:

    Me quedo sin duda con la paleta, esta temporada me ha dado por colores muy neutros y básicos. Además al ser pequeñita se puede transportar muy fácilmente sin miedo a que se rompa.. (yo ya he tenido un par de percances por el estilo…..)

    1. Sí, la paletita reconozco que me hubiese gustado más un packaging en plan bobbi brown o así pero bueno, práctico es a tope.
      Las sombras son alucinantes, desde la más mate a la más metalizada son una pasada.
      Yo soy muy de marrones, la mayoría de sombras q tengo lo son, y la verdad, nunca se tienen suficiente ssombras neutras (guiño, guiño)

    1. Supongo que te refieres al número de tonos? porque los colores que sean en principio no deberían de incluir en el precio, no? Supongo que depende mucho de lo que busques, evidentemente para un presupuesto reducido es un desfase pero como producto son cojonuten 😉

  4. Ana Hard says:

    Lu, tengo yo unas sombras maravillosas de Ben Nye, q precisamente por ser “profesionales” (de verdad, es decir, para actuar en escenario) son toscas e hiperpigmentadas,muy difícil trabajarlas para corta distancia…regalé un colorete tb de BN por lo mismo,soy blancucha. Eso sí,preciosas y genial de precio

    1. Claro. todo cuadra, como las pinturas de artista que suele haber dos gamas: la pro hiperpigmentada y la de estudiante por así decirlo.
      Pero creo que hay mucha diferencia con esto, que es un producto de gama alta para no profesionales, sabes lo q digo no? que es que le das una sombra pro a mi madre y se pone como un mapache la pobre.

  5. Lara says:

    Hola guapa!!! El precio de la Naked Basics ya me parece elevado así que no me imagino el precio de este!! Dejando a un lado los precios me ha gustado en general todo, lo único que no me convence es el crayon.. La textura que comentas no me parece normal.

    Besitos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.