Offtopic: Soltera de profesión

La pasada noche dormí fatal. En realidad no pegué ojo.


El insomnio es un viejo compañero mío, sé lo que estar en vela toda la noche dándole vueltas a la cabeza, aunque youtube ayuda mucho a hacer el suplicio más llevadero y si hubiese tenido el iPad antes hubiese padecido mucha menos agonía nocturna.

El caso es que hacía mucho tiempo que no me pasaba. Llevo meses durmiendo mejor y más tranquila, así que este insomnio repentino me hizo recordar los tiempos de largas noches ojiplática en la oscuridad. Desde entonces ha llovido mucho pero no porque haya pasado mucho tiempo, sino más bien porque en Asturias siempre llueve pila 🙂 …pero sí, las cosas han cambiado bastante.

Empecé el blog hace casi 15 meses y ese es aproximadamente el tiempo en el que más he abierto la mente a las cosas nuevas en general, puede que un poquito antes incluso, porque una de esas cosas nuevas en las que nunca había pensado fue en empezar este beauty blog -ya conté en posts anteriores cómo fue cambiando mi concepto de lo superficial- aunque a veces sigo sin entender muy bien porqué hago las cosas que hago.

Piensas que hay aspectos de tu vida que nunca vas a cambiar, de algunos tratas de convencerte y de otras crees estar totalmente convencida, te montas tu personaje creyendo que es tu personalidad y resulta que acabas haciéndolo todo al revés de lo que tenías planeado, o quizás no al revés pero sí muy diferente.

Mi plan era diseñar y eso estaba haciendo. Estudié diseño gráfico y se me daba bien. Empecé a ganarme la vida con ello y pensé que el apartado profesional ya lo tenía resuelto. Estando soltera a los 26 lleguė a pensar que el amor no era para mí (pff) y cuando ya tenía asumido que la única opción que me quedaba era buscar maromo mediante chat online, apareció R, una noche, en el bar de toda la vida. Nunca sabes 🙂

Casi siempre había pensado que el diseño gráfico sería mi prioridad. Ni siquiera pensaba en ello en realidad, simplemente lo tenía presente como algo que era así y no podía cambiarse pero ahora ya no es mi prioridad en la vida y cuando me di cuenta de eso sentí algo muy parecido a lo que debe ser dejar una relación muy larga, una de esas que terminan pacíficamente y se transforman en una bella amistad, (ya que sigo trabajando como diseñadora freelance), pero que te hacen cambiar tu perspectiva de las cosas.
Y en eso estoy yo ahora, llevándome muy bien con mi colega el diseño gráfico pero abierta a otras relaciones, a conocer proyectos nuevos, a dejarme enamorar por otras vocaciones.

En esto pensaba la pasada noche, en algo que para mí era tan impensable como que me dejasen de gustar las pelis de miedo, como que abriese un beauty blog o como que volviese a dormir como un tronco por las noches.
Ya estoy bostezando. Esta noche voy a dormir guay …aunque nunca sabes.

(Escrito ayer antes de irme a la cama)

41 Comments
Share:

41 Comments

  1. A mi tambien me cuesta bastante dormir, hay temporadas que mas y temporadas que menos pero la noche que pasas en vela te da por centrifugar sobre lo humano y lo divino…como yo anoche…
    Un besote

  2. Tequi says:

    me ha encantado tu relato. espero que sigas durmiendo bien y que encuentres tu media naranja de profesión. lo cierto es que si hace 10 años me llegan a decir a mi que iba a estar como ahora…me habría reído con ganas, es cierto que la vida da vueltas, a veces divierten y otras marean, pero siempre llega otra vuelta detrás que será diferente. un besazo 🙂

  3. También he tenido muchísimas comidas de cabeza por mi profesión/vocación… y llego a la conclusión de que no es algo real, que desde pequeños se nos impone centrarnos en ser alguien en la vida más que en disfrutar y no sabemos ni por qué… Es algo que nos dicta la sociedad y el modelo de economía… si realmente hiciéramos lo que quisiéramos hacer, no necesitaríamos trabajar, ni pagar, ni ser pagados, ni tener la presión de encontrar un puesto que creemos que es el adecuado. Me estoy comiendo la cabeza de nuevo, me da la impresión de que nunca me dejarán ser feliz… estamos condenados a trabajar y a creer en una vocación irreal.

  4. negami kutou says:

    Me encantan este tipo de post porque siempre detrás de cada una de nosotras hay una historia, sentimientos y más que no todo el mundo conoce y que parecen quedar ocultos bajo nuestra blogger personalidad… yo soy enfermera y la gente se sorprende de mi amor, pasión y diversión con la cosmética cuando es algo diferente a lo mío.

  5. More says:

    Esas noches en vela pensando en cómo va la vida y cómo carajo la voy a seguir las he tenido, y mucho. Son muchos años desperdiciados en empezar estudios que luego no iban bien (entre ellos diseño gráfico, por cierto; que me sigue encantando todo lo relacionado, pero el intento de carrera al que me metí, no). Y aquí estoy, a punto de empezar otra cosa, la cuarta, a ver si esta vez sale todo bien.
    Yo conocí a mi chico a los 23, cuando nunca había tenido novio y pensaba, igual que tú, que no sería para mí esto del amor.

    La vida te va poniendo poco a poco donde debes estar en cada momento, o eso me gusta pensar (que sino me da un parraque el imaginarme toda la vida así xD). Hay que saber dejarse llevar (hasta cierto punto, claro)

    Bonita reflexión 🙂

  6. Hola guapa!

    me ha gustado mucho la entrada, es una reflexión, pero todas la tenemos en algún momento y dura bastante, en ocasiones. Me alegro que ahora mismo el trabajo no sea prioridad, pues aunque es muy importante tal y como están las cosas, hay otras que lo son infinitamente más.

    Yo también estoy cambiando mucho mi forma de pensar y ver la vida en los últimos meses de hecho, de no gustarme el maquillaje, por ejemplo, ahora estoy aprendiendo e incluso he comenzado un blog hace pocos días..

    En resumen, no debemos encasillarnos nosotras mismas en nada, cada día vamos a ver las cosas de una manera y no somos peores ni menos leales con nosotros mismas por ello.

    un bso 🙂

    http://elcajonolvidadodemaquillaje.blogspot.com.es/

  7. Laura says:

    Me ha gustado mucho el post 🙂 Creo que la vida da muchas y muchas vueltas y al final lo importante es aprovecharla y ser feliz con los pequeños detalles que nos hacen sonreír cada día.

    El futuro… ya llegará, mientras.. a disfrutar el presente!

    Un besazo y dulces sueños!

  8. Macarena says:

    Me ha encantado el post 🙂
    No dejamos de cambiar y por eso nuestras necesidades también cambian. Yo tampoco creía en el amor a los 23, iba un poco a contracorriente de mis amigas porque no tenía experiencia en nada de nada (si, muy fuerte). Y aquí me tienes después de 5 años de relación estable, parece que el amor si era para mí. También pensaba que no sabría como rellenar con contenido un blog personal, y un año después tengo más de 200 entradas publicadas.
    Enfins, que si quieres abrirte a otros campos que no son el de diseño gráfico y te sientes preparada para ello, ¡adelante!

    Muchas suerte, un beso!

  9. xeniamh says:

    A mi también me pasó lo mismo, jamás pensé que el amor fuese para mí y yo quería vivir mi vida soltera pero aquí me tienes, enchochada y víctima de san valentines, Navidades y toda clase de festejos amorosos (familiares también eh!)

    Supongo que son estapas de la vida que tenemos que pasar, y como tu bien dices la mejor forma de pasarlas es como una relación pacífica, las cuales siempre puedes contar con ello. Por ello sigo estudiando periodismo, pese a que ello me suponga estar fuera de casa más de 24 horas al día etcétera…

    Espero que hayas dormido bien dentro de lo que cabe y que hoy caigas redonda prontito 🙂

    xoxo
    Mrs. Thoughts
    Mrs. Thoughts Facebook Page

  10. Mareas. says:

    Yo también me siento soltera en mi profesión niña, de momento me dedico a una rama profesional que no quiero. Sé a lo que quiero dedicarme pero de momento me siento atada de pies y manos.
    Tengo 32 y no he encontrado el amor de mi vida ni me preocupa, de momento.
    Un beso.

  11. Neo says:

    Jaja, yo no queria matrimonio ni hijos, llevo 22 años con mi marido, 14 casada, 2 hijos, me dedico a algo impensable de lo que estoy harta y tengo infinidad de obligaciones que ni las he buscado ni las quiero. Me encantaria coger el petate y largarme pero…ja. Eso sí, tengo la suerte de dormir divinamente desde el día que nací 😉

  12. nins says:

    Al igual que en el amor, ya llegará la profesión de tu vida! Me parece muy valiente poder decir que algo no te gusta aunque no se espere de ti o ya lleves un tiempo en ello… y seguir buscando lo que te haga feliz!
    Yo soy insomne perenne y mis ojeritas desde la infancia lo corroboran, aunque he de confesar que abrazada a alguien que quiero caigo rendida en un segundo! Jaja.
    Un beso y no desesperes en la búsqueda!

  13. Todo son sorpresas en esta vida, nunca sabes lo que te espera. Pero lo que seguro sabemos es que los cambios nos dan mucho de lo que aprender y son muy buenos.
    Llegará el momento en que te sientas aún más a gusto con la profesión que ejerzas.
    Como han dicho por ahí arriba, el diseño gráfico y el no dormir… ¡Cada vez pienso más que van de la manita!

    Besos preciosa <3

  14. abbie gold says:

    me ha encantando!!! a ver cambiar esta bien yo dada al insomnio y a las pesadillas nocturnas me doy cuenta de q aa veces establecemos unas prioridades que no son las correctas pero nos las imponemos
    Este ultimo año he aprendido una cosa que hay que pasar un poco de todo y no tomarse las cosas en serio me refiero a todas
    y hay que ser egoista en cuanto a lo que queremos
    unbbesazopp
    http://abbiegold007.blogspot.com.es/

  15. Nerea says:

    Tus palabras me han hecho pensar mucho… Mil gracias por compartirlo 🙂
    A veces nos empeñamos en que la vida es un único camino ya pensado, y nos olvidamos de que el camino se va construyendo con nuestros pasos.

  16. gai_ta says:

    Un relato muy interesante,a mi tambien me da por no dormir…pero con el beautyblog se hace muy pasadera la noche,sobretodo cuando la pareja esta n el quinto sueno!!! !esitos 😀

  17. Laylah says:

    Me siento muy identificada con lo que cuentas en negrita, incluido lo de "tan impensable como que me dejasen de gustar las pelis de miedo" (por suerte, con lo del insomnio no), y leyendo los comentarios anteriores, veo que muchas coincidimos. Creo que lo mejor es disfrutar de las pequeñas cosas de cada día y no tratar de definirnos "de una vez y para siempre" porque, si hemos cambiado tanto a los treintaytantos, ¿cuánto no nos queda por cambiar? Puede que en los momentos de cansancio pensemos en nuestros cambios de trabajo con una sensación de extrañeza pero, si lleváramos toda la vida con el mismo trabajo, tal vez la sensación en esos momentos sería de encasillamiento.

  18. Judicandy says:

    ME ha gustado este post. Y creo, que todos, en un momento puntual de nuestras vidas, nos da por reflexionar y decidir qué estamos haciendo o hacia donde queremos ir… Yo quería estudiar una cosa que no hice en su momento… fui estudiando otras, que fallaron y hace unos años me plantee que estaba haciendo con mi vida. Seguir como si nada o lucha por ello. Así que pese a ciertos comentarios de los típicos toca narices, decidí estudiar lo que quería, me da igual la edad, nunca es tarde. Y mira por donde, he aprobado y ya puedo ir a x lo que queria. Mucho sacrificio, mucho esfuerzo, pero merece la pena. Y eso q tengo 26 años y ya me veo como una vieja cuando me da x ponerme depre… já! BSS!

  19. Pues fíjate que yo trabajo de enfermera, que es lo que siempre tuve claro que quería hacer, pero es cierto que hay momentos que pienso si esto es lo que voy a hacer toda la vida….saludos!

  20. La suerte de todo esto es poder hacer lo que realmente te gusta. Yo todavía no me he encontrado a mi misma…con 24 años. A veces pienso que nunca podré lograrlo. Ánimo y sigue con lo que haces, ya que lo haces genial. Besos

  21. Chú says:

    Saben las bloggers que soy la típica lectora a la que no aman porque no suelo dejar comentarios. No lo hago a propósito. Es que no tengo tiempo casi nunca de leer, como para escribir… Mi vida es un constante "no tengo tiempo para nada" desde un año para acá (y la verdad, me gusta). Pero este post merecía un comentario (bueno, aquí, la reina jaja, que creída sueno). En fin, allá va:

    Nunca sabes lo que te depara la vida. Yo una de las cosas que he aprendido este último año es que la gente cambiamos. Y nos creemos que no, pero en un año, en unos meses, cambiamos. Ya no somos la misma persona que eramos ayer, pero por supuesto ya no somos la misma persona que eramos hace un año, ahí es cuando se ven más los cambios.

    Lo bueno e importante, es que estés abierta a todo lo que te viene. Y a lo que te venga y no te guste lo deseches, fuera. Es bonito que ames tu carrera, pero también lo es que ames todo lo bueno que te venga. Asi que a por ello.

    Suerte con todo todito. Y por favor, no dejes el blog que me encanta.

    PD: aquí aparezco como Chú porque es mi perfil de google desde hace más años de los que recuerdo pero soy la Arualchu de twitter y de IG. Un besito.

  22. Rococo Berry says:

    Yo también estudié diseño gráfico, trabajé un poco en eso y como artista, y mírame ahora, acabando economía y deseando irme fuera, algo que nunca pensé que quisiera. Las cosas siempre te sorprenden, pensé que con mi novio no llegaría al mes y llevamos casi 4 años. Tampoco pensé nunca hacer un blog sobre moda/belleza, tengo serios dilemas con el tema de la superficialidad XD En fin, las cosas pasan sin saber por qué, a veces sin mucho sentido, pero los cambios son buenos, no hay que estancarse nunca!

    besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.