Mis coloretes de Nars

Los coloretes de Nars son los clásicos con mayúsculas de la escena beautyblogger y beautyyoutuber en todo el mundo. Ya no voy a entrar en si están sobrevalorados o no, lo que personalmente opino es que son muy buenos aunque eso no quita para que la gente luego sea más exagerada que el copón y hable del Orgasm como si fuera una orgasmo real, aunque vete tú a saber lo que le pone a cada una; sobre eso sí que no hay colores.

Para situarnos rápidamente hay que saber que François Nars es un maquillador y fotógrafo de origen francés que ocupa un lugar privilegiado en la cúpula del maquillaje mundial. Su marca de maquillaje (que pertenece al grupo Shiseido) iba en principio destinada al sector profesional pero más tarde traspasó la frontera de lo comercial debido a que las usuarias mortales, las que desfilamos por el pasillo de nuestra casa, empezaron a demandarlo haciendo crecer su popularidad hasta convertirlo en ese objeto de culto (odio esa expresión pero la ocasión lo merece) que es hoy en día.

Y sin más teoría éstos son mis coloretes de Nars.

Para realizar estos swatches utilicé prebase porque hay algunos coloretes (especialmente el Deep Throat) que prácticamente no pigmentan sobre la piel del brazo, no sé si porque es demasiado fina o demasiado suave.

Pillad palomitas que empiezo.



Outlaw es un colorete que puede asustar bastante a simple vista pero puesto encaja a la perfección. Es un tono borgoña con brillos de colores. Me recuerda un poco al Pomegranate de Sleek pero es algo más cálido. Es genial para casi cualquier labial, creo que sólo descartaría las combinaciones con labiales naranjas o al menos en mí. Es muy pigmentado y hay que aplicarlo con cuidadito. Además procuro utilizarlo en días que no tengo muchas imperfecciones o en aquellos en los que me maquillo a conciencia con una base que me unifique bien el tono porque si no acentúa mis rojeces.

No es un colorete para todos los días pero cuando encaja bien lo hace estupendamente.

Del Deep Throat es un tono rosa coral con un ligero brillo fino. Es algo así como el primo tímido del Orgasm.
Lo de tímido lo digo por que brilla mucho menos, aunque brilla, y además aunque en el pan se parezcan bastante, en la piel el Deep Throat es mucho más coral, más natural, menos impactante y menos pigmentado. De hecho, cuando escribí un post dedicado en su día me quejaba de que al probármelo por primera vez me decepcionó un poco lo poco pigmentado que era, aunque ahora sea precisamente eso lo que hace que lo use tan a menudo: vale para cualquier ocasión y además al no tener que andarse con miramientos puedes echártelo a las carreras. Nunca falla.

El Orgasm es un tono rosa melocotón claro, muy luminoso aunque su brillo dorado es de un polvo muy fino, no purpurinoso. Es el colorete más vendido de la marca o por lo menos lo era hace un par de años cuando hubo aquel megaboom que hizo que le salieran tantos clones de otras marcas. Yo por aquel entonces que me andaba pisando huevos entre los stands de maquillaje me pillé el 103 de Kiko, supuesto clon lowcost que no me hacía sentir tan culpable de comprar. Después de tener los dos puedo decir que hay grandes diferencias entre ellos pero como alternativa económica es una opción, aunque brilla mucho más el de Kiko y de manera más evidente: el de Nars es mucho más fino y duradero. El de Kiko según con qué brocha te lo aplicases había veces que sólo depositabas purpurina en las mejillas.

El colorete Luster fue mi primer colorete y también hay una review en este blog. Me lo trajo mi hermana de los estates y a pesar de que se lo pedí un poco a ciegas tuve la suerte de que fue un acierto total: lo usé muchísimo y aunque últimamente lo tengo un poco aparcado por ir probando otros coloretes sé que recuperaré el ritmo que llevaba con él en cualquier momento.

Luster es un tono tostado cálido con reflejo melocotón. No llega a brillar pero sí ilumina ligeramente sin llegar a ser un iluminador propiamente dicho. Sienta genial porque realza el tono de la piel sin amarronarla y es uno de esos coloretes que puedes aplicarte a las carreras y en caso de duda: nunca te pasas; nunca parecerás Heidi. Es todoterreno y perfecto para cualquier ocasión.

Lo recomiendo mucho.

Taj Mahal es el único colorete de Nars que me arrepiento de haber comprado. Es un tono naranja envejecido y bastante brillante, de ese tipo de brillo fino que resulta casi nacarado. Es con diferencia el colorete más pigmentado de todos los que tengo y esto obliga a aplicarlo con máxima cautela.
Hasta aquí todo perfecto.
El problema que tengo con este colorete es que me sienta fatal. Un tono tan naranja en mi piel tan blanca y rosada, de verdad, queda tan sumamente mal que me hace la cara verde. En serio. No, no. En serio.
Me queda ridículamente mal y a pesar de que algunas foreras me han contado que para pieles muy blancas no tiene porqué sentar mal, en mí no hay manera de hacer apaño, ni aplicando menos, ni aplicando más ni con otras brochas.

Para pieles oscuras o quizás de subtono amarillo puede que vaya bien, de hecho a chicas indias he visto que estos tonos naranjas les quedan como a las blancas un coloretín rosa: les da como salud de bote 🙂 Pero no es para mí.
Me lo merezco por haber hecho esta compra compulsiva.

No lo recomiendo para pieles blancas de subtono rosa.

Liberté es un tono rojizo-terracota que también compré un poco compulsivamente pero con el que tuve mejor suerte: a pesar de ser tan rojizo me da un tono saludable a las mejillas, en las que por fin parece que corre sangre 🙂 Es de acabado mate pero igualmente su polvo se desliza por al piel como la seda. Es muy pigmentado pero se trabaja con la Blush brush de Real Techniques sin problema. (Nota: Es la brocha con la que suelo aplicármelo todos: se difuminan genial, no separa el brillo del color, se lava fácilmente y seca en un periquete.)
Este tono sí que veo que me limita más a la hora de combinarlo con el color de labios que me venga en gana: no siempre se lleva bien con todo pero con tonos cálidos y oscuros va de coña o al menos eso me parece a mí que tengo cero teoría y no demasiada práctica pero me va la aventura.

Si te gustó el Exhibit A pero te queda demasiado cantoso éste es tu tono. Yo no tengo el Exhibit A pero sí tengo el Scandalous de Sleek y ahí lo tengo muerto de risa.

A parte de sus características individuales en general los coloretes de Nars son de un polvo muy fino, excelente para dejar un acabado impoluto sobre la piel y que además se adhiere a la perfección haciendo que sean duraderos y al desmaquillarte tras una jornada normal veas que «aquello sigue allí».

El precio de estos coloretes en tienda física (Sephora o ECI) es de 32.20€ lo cual me parece una sobrada y seguro que a ti que me lees también te lo parece. En la web oficial de Nars son incluso más baratos (30,00€) pero el chollo (y tampoco tanto) está en comprarlos en HqHair, donde pueden comprarse por menos precio (26,69€) y que es donde yo conseguí la mayoría de los que tengo. El problema es que HqHair ha empezado a dar bandazos en cuanto a envíos a España y actualmente sólo envían algunos tonos (y me temo que por despiste). 

He probado con todos y los que veo que actualmente sí envían son: Orgasm, Desire, Sin y Deep Throat desde el link general. Desde los links individuales no permiten enviar ninguno a España.

Actualmente el sitio más económico para adquirir Nars desde España es en Lookfantastic.com (26,67€) donde han empezado a vender la marca hace poco, pero en esta web pasa exactamente lo mismo con los mismos coloretes (misma base de datos).

De vez en cuando, tanto Lookfantastic como HqHair sacan códigos de descuento para Nars que suelo publicar en Facebook y Twitter. Y si no me sigues por allí siempre puedes preguntarme por ellos en comentarios 🙂

Este post contiene links de afiliación. Gracias por hacer click en ellos.

Share:

52 Comments

  1. Nerea B. says:

    La verdad es que aun no le he cogido la gracia a los coloretes, me enamoro de sombras, de paletas, de labiales… pero coloretes no. De hecho solo tengo dos. No obstante me llama el Orgasm (como no) desde que lo vi. Quién sabe, quizá algún día caiga en la tentación jaja.
    Un besazo!

  2. Marta says:

    Pues yo soy pálida como la misma muerte y el primer colorete de Nars que se me antojó fuerte, muy fuerte fue el Taj Mahal <3. Mi subtono es más amarillo (creo) y no lo he probado, pero me da que me quedaría bien porque los tonos corales anaranjados me quedan bien (no me acentúan las rojeces, cosa que odio). Si no te gusta nada nada cómo te queda, siempre puedes venderlo (aquí una servidora te lo compra encantada xD).
    En fin, admiración total por tu colección, ¡son unos coloretes preciosos!
    Besos 🙂

  3. Vaya mogollón de ellos que tienes :-). Yo solo tengo el Orgasm. Lo compré en Sephora porque tenía que hacer un cambio y gastar el dinero pero la verdad es que si ahora decidiera comprar más lo haría en Look Fantastic o en HQhair. No sabía lo de los envíos a España. Eso sí que es una faena. A ver si lo solucionan pronto… Besossss

    1. En cuanto tengo un poco de pasta me vuelvo loca (naah es broma) es el vicio del blog, si no probablemente tendría 2 como mucho. Lo de HqHair igual no lo solucionan, es decir, yo me temo que esto es para siempre, por conflictos entre exclusividad de venta en cada país y demás. Aunque son conjeturas.

    1. Hay q probar y probar porque con lo que cuestan merece la pena pensárselo bien : ) Yo no tengo stand cereca, tengo que hacer 25 minutos de autopista para el stand más cercano y allí ni siquiera los tienen todos. Así me ha salido la compra, el taj mahal me queda "micolor" total.

  4. Yo tengo 3, que por orden de aparición en mi vida fueron: Orgasm, Madly, Deep Throat. La verdad es que me encantan los tres, pero desde que tengo el Deep Throat lo uso casi a diario, por eso que tu dices que va bien cuando vas con prisas, porque al ser más suave, es difícil pasarte. Me gustan los coloretes naturales, y creo que estos tres lo son (aunque el Orgasm tiene bastante brillo), y por suerte el resto de tonos no me tientan! 🙂 Un saludo y enhorabuena por tu blog, es muy ameno y divertido

  5. Andrea A. says:

    Tengo una amiga que es blanca nuclear (el tono Alabaster de Bobbi Brown le hace corte en el cuello, con eso te lo digo todo) y el Taj Mahal aplicado con mano muy ligera le queda precioso, pero ella tiene subtono más bien amarillo, así que creo que el subtono rosado debe ser el problema más que el tono de piel en sí.

    A mí personalmente los coloretes de Nars no me llaman mucho la atención (en parte por el bombo que tienen, que hace que piense que seguramente no sean para tanto y los aborrezca un poco) pero reconozco que tiene tonos preciosos y algún día seguramente me haré con alguno 🙂

    ¡Un beso!

    1. Seguramente sea eso sí, el subtono. Yo creo que es que el naranja y el rosa se matan, algo pasa ahí que te juro que me veo la cara verde como un zombi XD fatal.
      Lo del superbombo de nars a mí también me hacía desconfiar al principio pero cuando tuve el Luster (mi primer colorete de la marca) en las manos… o sea, que las aficionadas al maquillaje podemos exagerar a veces con las cosas pero es que son una pasada. Eso sí, también de caros.

  6. Creo que me quedo con el deep throat, sin duda! Acabo de descubrir tu blog y por aquí me quedo!
    Te invito a que te pases por el mío, besossss!!

    femalelittleproblemss.blogspot.com.es

  7. RuthCrx says:

    Tuve la grandísima suerte de hacerme con la one night stand y mi favoritísimo es en de en throat. Al principio pasa desapercibido, pero es una pasada. A riesgo de ser linchada virtualmente, he de decir que aún no he probado el orgasm (-_-')

  8. Judicandy says:

    Creo que debo ser un caso extraño, porque no tengo NADA de la marca Nars. OMG! jaja. No suelo usar coloretes de manera muy diaria, de tanto en tanto. Los que tengo ahí están, casi muertos de asco (hace pupa pensar en los de Mac. Puestos a quedarme con uno, como soy taaaan original, me quedaría con el Orgasm. El más sutil para mi gusto y el que creo que me pega más. Un besito!

  9. Suzy_Q says:

    Yo tengo el Orgasm desde hace tiempo y lo utilicé mucho en su día. hace poco me hice con el Outlaw (gracias a tu chivatazo, en HQhair) y es lo que tú dices: en principio asusta pero luego ves que es muy ponible y queda muy natural bien difuminado. Lo estoy utilizando mucho ultimamente.

  10. Medussa says:

    Tengo el deep throat en una paleta ( adult content, creo) y es una opción perfecta para eldía adía, queda discreto pero muy bonito. La verdad es que son coloretes que, al menos, hay que probar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.