Los últimos 8 productos que terminé

Llevo fuera de mi casa dos semanas y media y terminé 8 cosas. ¿cómo? fácil: Primero porque me traje una cantidad limitad (aunque amplia) de productos y me traje pocas cosas repetidas de la misma categoría, es decir: pues limpiadora me traje una, esponja de maquillaje me traje una, BB cream una… es decir, que no fui alternando entre varias cosas de una misma categoría (cosa que hago bastante en mi casa) cuando tengo todo mi arsenal junto. Y segundo, porque muchas cosas ya vinieron a medio terminarse. Algunas de ellas tenían una seria antiguedad, la BB cream ya tenía nombre, se llamaba «Grasitas». Así que fue fácil terminar todo esto. Qué me gusta a mí el cero esfuerzo.

Vamos ya a ver la mandanga:

Miracle Sponge de Real Techniques

AKA La esponja de RT a la que fui muy fiel porque la vendían en iHerb muy muy barata y como era asidua a comprar allí pues tal. Pero desde que empezaron con los líos de aduanas no pedí más que una vez hace casi un año y ahora ya como que perdí la costumbre (aunque me consta que ya todo volvió a la normalidad). Además el trauma fue fácil de pasar porque hoy en día hay mil marcas que fabrican sus esponjas, mil colores, mil precios, mil carazterísticas exclusivas. Así que repuse esponja pero de otra marca. Lo cuento en este video.

El caso es que la esponja está bastante bien, Estoy muy acostumbrada a su forma y a su textura y dureza y todo ok pero lo que es la cajita es una chusta como un campano de grande y está bastante rota. La junta que cierra las dos partes se está desintegrando con el paso de los días y estoy harta de ver cachitos de plástico naranja clavados por ahí. Es triste usar tanto plástico pero más triste es fabricarlo TAN MALO.

Por suerte la esponja sí que se puede comprar sin la cajita aquí.

Desmaquillante de ojos y labios de Mercadona

Mercadona, Deliplus… whatever. 175 mililitros de desmaquillante bifásico por 2,90€. Es difícil encontrarlo más barato y más eficaz. Es más, los hay mucho más caros que no desmaquillan ni la mitad que este.

Llevo compradas muchas botellitas de esto y suelo recurrir a él mucho porque el Mercadona me queda cerca de casa y haciendo allí la compra ha caído una y otra vez a modo de salvavidas.

Suelo utilizarlo con discos de algodón pero también te los puedes ahorrar, yo lo he hecho muchas veces. Lo agitas (es bifásico y hay que mezclar sus dos partes) y te aplicas un chorrito en las manos y a limpiarse la cara con ello. Imprescindible lavarse la cara luego con jabón o limpiadora). Yo incido sobre todo en los ojos: frotas suave con los dedos y se va todo.

También tengo que decir que no tiene nada de glamour: ni excelentes fragancias, ni packaging de diseño… nada de eso. Tampoco deja la piel super hidratada tras el uso. Quizás por ese motivo después de acabárseme esta botella me pillé este otro desmaquillante de The Body Shop.

Discos demaquillantes de Deliplus

Otra cosa de Mercadona, soy barata. Hace ya años que trato de no abusar de los discos desmaquillantes y me encantaría eliminarlos de mi rutina del todo pero maldita sea, son tan cómodos.

Los he llegado a reemplazar con toallitas faciales como estas o mejor aún con su versión económica pero el mundo de la sostenibilidad mediambiental no es un camino de rosas: siempre las tengo sucias, muy muy sucias y esto hace que tengas que tener más de una, más de dos y este número variará dependiendo del ritmo al que pongas lavadoras en tu casa.

Ilusa de mí, me traje solo una tamaño mini y claro, estoy tirando de discos de algodón como loca. Sé que voy a acabar con el típico truco de la bayeta de microfibra. Barata la que más.

Y nada, ya sé que muy mal pero ya he repuesto estos discos con otro paquete igual, que por cierto los han mejorado porque tienen hendiduras en el borde que hacen que no se abran tanto, así que muy bien. Mal pero bien. Lo siento Greta.

Toallitas desmaquillantes Belle

No confundir con la marca Bell. Ésta termina en E y es la marca blanca de cosméticos de Supermercados Eroski. El precio es bajo, bajo, nivel Mercadona y las toallitas, aunque apenas uso salvo cuando llego a casa como borracha o algo y me quiero arrancar el maquillaje antes de morir en la cama (por suerte no salgo mucho). Lo bueno que tienen en que vienen muy impregnadas, son bastante gorditas y huelen bien. Y en cuanto a toallitas de ese novel de precio son (me atrevo a decir) las mejores que he probado.

De momento toallitas no he repuesto porque son una cosa muy de emergencia que no creo que necesite.

Beauty Balm de MAC

Mira, las bases de MAC tienen un componente del cual desconozco el nombre peor conozco bien el olor y no lo soporto. Es su clásico olor de bases. No puedo con él. Es como una mezcla de pintura industrial y mazapán. No me gusta.

Si no fuera por eso seguramente habría seguido usando sus bases desde el año que empecé a probarlas, porque me gustaban bastante.

Esta BB cream no me disgustaba por lo demás aunque siempre me pareció excesivamente grasa y desde luego no es para todos los tipos de piel, pero yo, que conozco bastante la mía, sabía en qué días podía usarla y en qué días no.

Tarde muchísimo en terminarla (lleva años conmigo, es a la que bauticé como Grasitas) porque un verano la guardé por aquello de que gané un tonito con el sol y me quedaba muy clara, y luego en otoño se me olvidó sacarla del cajón. Pero por fin cayó. Y no creo que vuelva a comprarla, principalmente por el olor. La cobertura era media, muy hidratante, un pelín demasiado grasa y no duraba mucho en la piel aunque a veces solo quieres maquillarte un poco y luego se te olvida que se te está borrando todo el maquillaje y ya te da igual, era solo para pasar el trago a primera hora. Además es carísima y hay productos similares mucho más baratos y mejores como este o este.

Espuma limpiadora de Omorovicza

Este producto es absolutamente maravilloso y endemoniadamente caro.

Me vino en la LFBeautyBox cajita de suscripción gracias a la cual puedo probar maravillas como esta que de otra manera jamás me hubiera podido permitir.

Lo tiene todo: huele muy bien, es agradable de usar, es muy suave con al piel sensible y deja el cutis QUE TE MUERES. Pocas veces esa sensación de no poder dejar de tocarte la cara de lo suave que te lo ha dejado un producto.

Me encantaría volver a comprarlo pero el tamaño venta se me escapa de presupuesto.

Super Multi-corrective eye-opening serum de Kiehls

Joder qué rabia me dan los nombre eternos que les ponen las marcas a algunas cosas. Esta vez los de Kielhs se han sobrado muchísimo con este serum de ojos. Yo nunca había probado uno antes pero al final no es más que un contorno de ojos complementario a tu crema hidratante y pista.

Tardé mucho en terminarlo porque un solo pump da para ambas ojeras (que es básicamente por donde yo lo aplicaba) y si aún te queda algo que esparcir puedes aplicártelo a los lados de la boca o al menos es ahí donde intento que llegue el producto bueno. Zonita sensible.

Es agradable de usar, es untuoso pero líquido y se absorbe rápido. No deja sensación grasa y mantiene le nivel de hidratación pero amiga, el tiempo no lo para ni este ni ningún otro cosmético.

Se lo recomiendo a quienes sientan imprescindible el uso de un contorno de ojos y les parezca todo muy pringoso y además tengan mucha prisa por la mañana. Si te pasa te va a encantar, puedes comprarlo aquí.

Máscara de pestañas de Kat Von D

Pobre Kat. Entre lo de su supuesto pasado nazi y su cagada mayor con el tema vacunas a la pobre se el echó la clientela encima y lo que no era clientela también. Ella desmintió todo, reculó lo irreculable y hace unos días anunciaba que dejaba la industria del maquillaje (aunque su marca seguirá en activo usando su nombre). Si es que ya os digo yo que la Beauty Community es de lo más hostil que hay en la tierra.

A mí la marca me gusta bastante aunque tampoco me vuelve loca la estética esta como gótica… no es mi rollo pero reconozco que tiene su gracia y no hay muchas marcas que hagan eso. Se lo vamos a conceder. El caso es que soy muy fan de sus Everlasting líquidos y han ido cayendo más cosas de la marca casi de rebote.

Esta máscara a mí me gustó mucho, o sea, correctísima. Reconozco que los cepillos me gustan un pelín más finos pero vaya, que al fórmula bien y todo ok. El caso es que me encontré con muchísimas reviews negativas sobre ella, pero muchas MUCHAS y yo ya no sé. Será que tengo las pestañas biónicas o algo. La verdad es que soy muy mala opinadora de máscaras de pestañas porque casi todas me van guay salvo que el cepillo sea rarito y me ponga exquisita, que lo soy bastante.

Vamos, que no me atrevo a recomendarla visto lo visto y además esta minitalla se me secó extremadamente rápido. Mosca detrás de la oreja.

¿Quieres que te recomiende una máscara? Píllate esta.

Si no quieres esperar a que tenga un rato libre y me aburra tanto tanto que vuelva a actualizar el blog, puedes seguirme con Facebook y por Instagram.

Share:

5 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.