Lo que REALMENTE uso cuando me voy un fin de semana fuera | Kit de supervivencia

En los últimos tiempos no he viajado mucho o por lo menos lo he hecho mucho menos de lo que quisiera y a muchos menos kilómetros de casa, pero en todos y cada uno de esos viajes he cargado con más de lo que necesitaba y lo peor de todo es que nunca aprendo: sigo cargando con paletas, polvos de sol y labiales mil ¿por qué? porque quiero, porque mola llevarse los juguetes de vacaciones y es que ¿quién sabe si me levantaré todos los días con humor para un Dragon Girl? ¿y si necesito de forma impepinable un Pink Sinner y no lo tengo a mano? Siempre pienso: amiga, no reduzcas tus opciones. El problema es que de ese pedazo de neceser infernal en el que has metido de todo vas a usar menos de la mitad y lo sabes.

Kit de belleza básico

Total, que el fin de semana pasado (bueno, hace dos) nos fuimos R y yo de escapada rural. Resulta que a R le habían regalado una Smartbox y teniendo en cuenta que su cumple fue en julio había que ir canjeando el viajecito (porque no sé si sabéis que estas cosas caducan), así que necesitaba hacerme un neceser rápidamente con lo básico, es decir, con lo que realmente uso cuando me voy un fin de semana fuera.

Así que con la experiencia de ocasiones anteriores me he hecho una lista para esas ocasiones en las que necesitas hacer el macuto de forma exprés, dejarte de chorradas y ser lo más práctica posible con el neceser. Una lista elaborada con poquitas cosas que funcionan siempre o lo que podríamos llamar «kit de supervivencia». Allá van.

1. El corrector

Yo me llevo el corrector y directamente paso de la base. Ni BB cream ni nada: corrector sólo donde sea estrictamente necesario y pista. Como el Mineralize Concealer de MAC no me gusta para la ojera porque me marca mucho las líneas que tengo, me lo aplico con la hidratante recién puesta y aún sin absorber para que se mezclen un poco, me gusta mucho más así que como corrector en zonas puntuales, aunque luego puedes insistir más en según qué zonas si así lo crees oportuno (y a ver si así lo gasto pronto). Pero otros correctores que recomiendo son mi favoritísimo Double Wear concealer de Estée Lauder, Fit Me de Maybelline o El Borrador de Maybelline también.

2. Una sombra en crema neutra

Para mí un básico clásico e infalible es el Constructivist de MAC, mi santo grial. Ok, no es «tan neutra» pero puede difuminarse hasta el infinito y si estás acostumbrada a usar sombras en crema te apañarás bien con el dedo sin falta de llevar pincelería, incluso tamaño de viaje. Además este color tiene la peculiaridad de su efecto metalizado que deja un acabado que parece más de una sombra. La única pega es que el tarro es de cristal y pesa, por eso yo meto un poquito en un tarrito de plástico de esos de muestras.

Kit de belleza básico



Extras: Si no eres fan de las sombras en crema siempre puedes llevarte algo como este tres en uno de Stila (descatalogado). Este tiene tonos neutros y además el clarito puede usarse como iluminador pero entonces necesitarás llevarte pincelería. Una opción genial para esto es llevarte el pack de Ecotools (6,75€).

Kit de belleza básico

Otra opción estupenda tiene pinta de ser las nuevas paletas mini de The Balm «Autobalm» (11,95€) que han sacado en tonos fríos y cálidos. Además incluyen colorete e iluminador. No descarto pillarme la de fríos.*

*Nota: Viene de camino

3. Un tinte labial

Esto es la pera limonera porque vale para labios y para mejillas así que es un dos en uno. Te permite llevar unos labios naturales o algo más potentes, según te pete. Mi opción preferida para viajar es el The Stainiac de The Balm (13,50€) porque al no ser líquido del todo no corres con el peligro de que se derrame en el neceser o desastre similar.

Extras: Añade un bálsamo labial si te va el brillo. Mi preferido es el Dr. Lipp (12,00€) que es muy brillante pero a la vez bastante duro y no pringa, además es de los más hidratantes que he probado y vale para rozaduras y cutículas.

4. Gel con tinte para cejas


Como estamos yendo a mínimos las cejas mejor que estén bien peinaditas y en su sitio para que el look sea natural pero limpio o al menos así me gusta a mí. Mis cejas no son muy tupidas pero son anchas y el pelo es muy grueso así que necesito algo con cierto color y potente de fijación. Me va muy bien el Brow Gel de Eyeko (21,00€). Es caro pero el mío tiene casi un año y va para largo, además por el tubo flexible en el que viene puedes saber cuánto queda y aprovechar el producto hasta el final.

Kit de belleza básico

5. Hidratante facial

Que no falte, claro. Y si es en formato tubito pues genial. También puedes llevarte muestras que tengas por ahí en caso de que estés utilizando una en tarro de cristal y no te apetezca cargar con él.
Yo ahora mismo estoy usando la Repavar Oil-free (14,40€) que me vino en una Birchbox porque viene en tubo pero no es una crema que recomiende porque tiene demasiado perfume. Lo mejor es que cojas tu crema y punto. Sin jugársela.

Kit de belleza básico

6. Toallitas desmaquillantes

Nunca, nunca, JAMÁS las utilizo más que para quitarme los swatches que me hago en la mano para el blog y para viajes cortos, findes fuera y campings. Las toallitas no son lo mejor para lavarse la cara pero con tremendamente prácticas en estas ocasiones.

Extras opcionales: discos desmaquillantes, que tampoco es que me encante usarlos (suelo pillarme los del mercadona) y agua micelar. En esto Bioderma Sensibio es la mejor: desmaquilla guay y hay botecitos de 100ml (2,50€) que son peques y no ocupan ni pesan apenas.

7. Protección solar

Protégete bien del sol porque en tiempo de ocio seguramente que vas a chupar bien de rayos. Para mí ha sido un gran descubrimiento este Stick con SPF50 de Elizabeth Arden (8,95€) es muy cómodo y protege de manera total. El olor no es tan fuerte como el de la Eight Hour pero ahí anda y no es de mis favoritos, pero es lo único malo que tiene.

A parte de eso, el limpiador facial es imprescindible pero no tienes porqué llevártelo de casa. Aprovecha que estás fuera para darle un toque fresco a tu cara con un jabón al que tu piel no está acostumbrada, bien sea el que tienen en el hotel o la pastilla de manos que tiene tu colega en su casa: un fregadito y pa la cama. Y además no tienes que cargar con él.

Y hasta ahí llega mi kit de supervivencia. Acepto sugerencias 🙂

Este post contiene algunos links de afiliación. Gracias por hacer click en ellos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.