Liquid Yoga de MIO

liquid yoga mio

Yo no hago yoga.

Lo intenté hace años pero no funcionó.

Probé dos modalidades diferentes: una fue lo que yo llamaba el yoga cañero y lo otro era el yoga suave.

Con el yoga cañero me daban ganas de POTAR, tal cual, así que probé el tranqui.

Nunca, pero es que nunca, conseguí relajarme. Siempre tenía la mente en marcha. Cuando conseguía abstraerme de lo que estaba haciendo me ponía a pensar en mis cosas y nunca jamás conseguí entrar en ese estado de meditación, de no pensar en nada, que dice la gente que tanto mola. Nunca. Me dais mucha envidia.

Luego me apunté a boxeo.

liquid yoga mio

El producto del que hablo hoy se llama Liquid Yoga, y este yoga líquido es mucho más parecido a lo que yo me esperaba de las clases de yoga: algo que automáticamente te despeje la mente y te cree bienestar automático, cosa que no conseguí con el yoga propiamente dicho.

Yo lo uso cuando me ducho por la noche (no me ducho todos los días por la noche, lo hago todos los días por la mañana pero por la noche sólo a veces) porque cuando me ducho por la noche en casa (no en el gym) ya es como que sé que no voy a volver al puto ordenador y ya se acaba el día, ya me rindo. Lo pulverizo en la toalla antes de entrar a la ducha y luego me seco con esa toalla. También lo pulverizo en la cama algunas noches, en las almohadas y en la colcha, y también abro el armario y hago que la ropa mantenga buen olor.

Directamente sobre la piel no suelo utilizarlo aunque no creo que pusiesen ninguna pega ni los mejores dermatólogos de Barcelona.

liquid yoga mio

A ver, que milagros tampoco hace. Llamando a las cosas por su nombre Liquid yoga de Mio es un ambientador muy caro, pero no lo digo como algo despectivo. Si hay olores que pueden revolverte el estómago también los hay que te hagan todo lo contrario, que te sugieran tranquilidad por ejemplo. Algunos pueden hasta retrotraerte a tiempos pasados y hacerte llorar de nostalgia. No subestimemos el poder de las fragancias.

Ok, Liquid Yoga no te va a quitar los problemas del trabajo pero algo de estress desaparece, al menos mientras lo utilizas. Bendito sea.

liquid yoga mio

Es un producto intenso, muy duradero. Un par de pulsaciones (o lo que mi madre llama darle al flis) y ya tienes relax para rato; excelente ambiente para leer un buen novelón, ver documentales de cienciología en Netflix o para perfumar tu cama si has hecho match en alguna de esas webs de buscar parejas. Yo no voy a juzgar.

La combinación de aceites esenciales, lavanda, manzanilla y lavandín facilita la concentración para meditar o para lograr al menos unos momentos de paz (ok, también hace falta tiempo para esto, pero si lo tienes para instagram seguramente lo tengas para frenar el ritmo un instante) y hasta ayuda a aliviar las cefaleas causadas por la tensión.

liquid yoga mio

Me encanta usarlo pero como no es precisamente un producto económico pues a veces reconozco que me da cosica y lo uso con cuentagotas. Me paso de rata porque tengo este bote desde hace más de 2 años (aún me queda bastante y está perfecto). Eso sí, cuando lo usas mola. Mola mil.

Si es que mira lo que pone en el bote “vaporisateur de zénitude”. Dan ganas de dejarlo así, de no traducirlo. Glamour espiritual.

El precio del envase de 200ml es de 23€, puedes comprarlo aquí.

7 Comments
Share:

7 Comments

  1. Lala says:

    La idea la veo chula pero no se… el mismo efecto haría un aceite de lavanda o el incienso que a mi si me relaja… supongo que he leído caro y he pisado el freno de golpe jejeje
    Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.