It’s my party! Taller de maquillaje y básicos de belleza

Lo de tener blog en principio era por ir haciendo una especie de cuaderno de bitácora con mi opinión sobre todos los productos que iba usando, cuales me iban bien, cuales no me habían gustado nada… Y resulta que cuando te quieres dar cuenta llevas año y medio metida de lleno en el tema y tu familia y amigos empiezan a tomarte como referencia de la cosmética, (pobrecitos que no tienen ni zorra) y te preguntan cosas pensando que sabes de qué hablas y claro, te proponen que les prepares un taller de maquillaje y básicos de cosmética para que arrojes cierta luz sobre sus dudas cosméticas y tú intentas zafarte (os juro que lo intenté) pensando que no tienes nada que contar y que se va a descubrir el pastel y como no, al final no puedes negarte porque sabes que lo vas a pasar genial y ¡qué demonios! cualquier excusa es buena para beberse unos cócteles de esos que hace R que, chica es que entran solos.

Así que preparé un arsenal con básicamente todo lo que tenía por casa para contarles un poco lo que había aprendido en este año y medio de andadura empírica 2.0 y además pedí socorro a Birchbox que acudieron en mi rescate raudos y veloces ofreciéndonos para la ocasión una cajita para cada una de las asistentes; cajita que podéis ver aquí y que estaba deseosa de presentar a mis coleguis Lola, Arantza, Marta, Tati, Ana y Carmen, éstas dos últimas además, hermanas mías 🙂

El trato era que cada una se trajese un espejito y lo que tuviese de maquillaje por casa para despejar alguna incógnita y salir de dudas sobre qué más podrían necesitar para sumergirse en el maravilloso mundo del maquiyonkismo de pleno. Os juro que fueron ellas las que llamaron a la puerta de la secta.

Lo más risas fue ver que entre las cosas que rescataron de sus neceseres había entre otras cosas: unos polvos de sol con aspecto y tacto “ladrillo”, dos máscaras de pestañas totalmente secas y varios lápices de ojos/labios duros como el metal que se fueron directos a la basura pero que tuvieron un funeral muy digno. Destacar un pintalabios de marca “Chabeli” que tenía pinta de tener más o menos mi edad y que me quedé como pieza curiosa de arqueología… y eso que me habían puesto sobre aviso.

Primero comentamos los básicos de limpieza, desmaquillado, exfoliaciones varias, tónicos, aguas de belleza… luego los tratamientos específicos: los serums, la hidratación, el contorno de ojos, productos antiacné, matificantes… y por último el maquillaje: rostro, contorno, ojos, cejas… todo muy básico y con unos apuntes hechos un poco a mi manera y “de aquella forma” y que aún así supieron apreciar muy benévolamente.

Buenas chavalas a tope.

Total que donde una, que por mucho blog que haga tiene la maña y los conocimientos que tiene, y que encima si se bebe un coctel y tripite no está pa robar panderetas, imagínate para pintar rabillos con eyeliners líquidos en ojo ajeno. Pues un ejemplo de mierda es lo que dí.

Eso sí, nos reímos un montón.

Pero antes de ponernos manos a la obra abrieron sus Birchboxes y alucinaron en colores. La foto que sigue no es un posado (juasjuas, lo siento Tati, nunca miento en el blog) y fuimos comentando los distintos usos de los productos que contiene que al ser así variadetes pues hubo tema para rato y se nos hizo de noche en seguida.

**Huala! estoy flipándolo**

“El mundo del maquillaje es todo alegría e ilusión amigas!” 

“¡Dios mío!, ¡un colorete del siglo XXI!”

 “…Cuánto más guapa estás con esa BB cream!”

“…es que si cierro el ojo no me veo”

La alumna aventajada, que ya había terminado con los ojos, iba de sitio en sitio para poner nerviosas a las demás. Muy típico de la empollona.

(Mi hermana la segunda: maquillada y desmelenada.)

Si a la falta de luz y la ingesta de combinados sumamos que no tengo mucho conocimiento que transmitir, podéis imaginar el resultado. Por suerte la que es guapa es guapa y no hubo grandes disgustos.

Y aquí todas las muchachas tras la puesta a punto y con la sonrisa tontis que se te escapa cuando te has metido 3 Cosmopolitans por barba (rebautizados como Maquipolitans), entre pecho y espalda.

Luego hicimos fiesta de fin de curso a la que se nos unió una gente que no se maquilla, aunque yo opino que los señores deberían lanzarse de una vez y permitirse el lujo de pasarlo bien.

Esa noche nadie se desmaquilló antes de acostarse y ninguna de las asistentes volvió a recordar si el tónico iba antes o después de la hidratante.


!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0];if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=”//platform.twitter.com/widgets.js”;fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document,”script”,”twitter-wjs”);
38 Comments
Share:

38 Comments

  1. Mareas. says:

    Omg, nunca se me había ocurrido hacer esto con amigas (ya que no tengo hermanas, lo cuál es una lástima). y primas… Cómo mola.
    Y tu hermana es igualita que tú, me encanta su desmelene jajajaja.
    Un beso.

  2. Gus says:

    Yo me lo pasé genial, aprendí un montón de cosas y he de decir que el curso no me defraudó para nada y lu maquiyonki sabe mucho y trasmite muy bien! Ole! Y por supuesto… Acabamos todas muy guapas!

  3. Isiah says:

    Anda que no se nota que lo pasasteis de lujo!

    Yo no podría hacer eso con muchas de mis amigas, son de las que nunca dicen nada, se meten conmigo por estar mas de una hora con la mascarilla en el pelo, o porque tengo tantas cosas "del mismo color".
    Luego voy a sus casas y les veo muchas cosas que han comprado porque me las han visto a mí o vamos a alguna tienda y me dicen oye esto lo tienes tu no…… pues ya que estoy aquí me lo voy a comprar XD

  4. Noelia says:

    Qué fiesta tan molona! Ya me gustaría a mi montar una! Para pasarlo bien y compartir trucos o enseñar lo que una sabe no hace falta ser profesional, sólo tener muchas ganas e ilusión que, para mi al menos, es lo que más cuenta. Besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.