El único animal que tropieza dos veces con la misma piedra en Mercadona

Resulta que me vine al sur sin esmaltes de uñas no sé muy bien porqué. Bueno, sí lo sé: el camping y las manicuras no son del todo compatibles. Tampoco me apetecía cargar con quitaesmalte, que R odia cómo huele y temía que pudiese derramarse por el camino o algo. No tiene porqué pero basta que lo metas en el neceser para que se abra accidentalmente.

Me paso por el Mercadona a por víveres y viandas para el camping y como no, me doy un paseillo por la zona de perfumería, como si fuese relajante pasear por el Mercadona, como si no estuviese congestionado y más esa zona, como si no supiese ya lo poco y cada vez menos que me gustan los delipluses. Y aún así vuelvo, como si fuese nueva.

Total, que aprovecho para llevarme un esmalte, «este amarillo huevo, en verano, tiene excusa», uno de los 5 colores de la colección de verano de Astor, concretamente el Yellow Daffodil, que no llegaba a los 2€. Pa la saca.

Como me dijo ayer Aina, es amarillo Cádiz, pero por desgracia no le hace justicia. El horror.

Primera capa regulera. «No pasa nada, habrá que dar dos» pero ni con cuatro capas mejoró la cosa y claro, cuantas más capas más tarda en secar y éste no seca nunca. Ni seca, ni cubre, ni me sienta bien. El amarillo acentúa mi subtono azulado con lo que, si ya llamaba la atención entre tanto moreno ahora además destaco por hortera y ya debería saberlo pero es que los humanos somos así: nos sabemos la teoría y tendemos a olvidarla por capricho (…cabezones…). Y lo peor de todo es que la cosa tiene doble delito: ya tengo un esmalte amarillo en casa, es decir, que ya había comprobado lo pésimamente mal que me sienta. En fin, que el esmalte ha sido otro pequeño error pero oye, que todos los errores sean así.

Nota: Al tener tantas capas, el esmalte nunca se llegó a secar del todo y me lo retiré con una servilleta de papel 🙂

52 Comments

  1. negami kutou says:

    Realmente de Astor merecen la pena los tonos muy intensos, ahí sabes que vana cubrir.
    De todas formas estas cosas pueden pasar con cualquier marca, alegremonos de que no es Essie o OPI, el dolor sería peor…

  2. nins says:

    Por lo menos no te lo tuviste que dejar puesto todo el camping xD
    Siempre lo puedes usar para hacer detallitos o algo y así ni dejarlo tirado ni usarlo como color base si es tan malo!
    Un beso

  3. Eiida says:

    Tengo ese esmalte y no lo uso nunca porque me cuesta la vida que quede bien aplicado. Normalemente, con 3 capas finas aplicadas con muuuuuucho cuidado consigo que quede bien. No lo volvería a comprar ni de broma, estoy intentando gastarlo pero creo que lo acabaré tirando antes.
    Un beso 🙂

  4. Neo says:

    Y no te vale para pintar las puntas de los pinceles, para identificarlos y eso, porque yo es el único uso q le doy aun amarillo q compré para el mundial. De todas formas siempre te queda la basura. Me he reido un montón con la entrada.
    Bss

  5. Eugenia says:

    yo tenia una obsesion con encontrar un esmalte amarillo que no tenga que dar 5 capas… no lo logre y ahora tengo 4 o5 esmaltes amarillos… lo gracioso es que en una beautybox me toco un esmalte amarillo cuando ya habia terminado mi obsesion por ellos

  6. MIXTI FORI says:

    Una amiga me regaló esta semana un esmalte amarillo de Bourjois. A ella le iba a fatal y… ¡oh, sorpresa! ¡A mí también me queda mal! Vamos, que mi hermana heredará este esmalte que, a su vez, herederá otra amiga suya. Es la patata caliente del verano. ¡Viva el esmalte amarillo! Besos.

  7. Trihia says:

    JAjajajjajaj lo que me he reído!

    Si que hay colores que sólo se pueden usar en verano, yo también he pecado con tonos como este o verdes pistachos, en el pasado, y nada, por mucho que me empeñe me sientan como si tuviera una hermosa hepatitis, así que relegados han quedado los pobres a poco más que para algún detalle, decoración o combinaciones raras.

    Besos!

  8. Pues yo estuve a punto de cogérmelo el verano pasado, menos mal que al final no lo hice. Al menos ha sido un error superficial y no sido nada grave. Siempre puedes regalárselo a alguna prima/sobrina adolescente que todavía no tenga desarrollado el gusto del todo xD.

    ¡Un beso!
    El pintalabios rojo

  9. Nailista says:

    Uff, los esmaltes amarillos son muy complicados, al igual que las sombras no suelen pigmentar bien, pero los hay que si. Tengo un coral muy clarito de Astor Fashion Studio que me va muy bien, y uno azul muy bonito. No he probado más… pero no tengo ninguna queja. Es una pena que no se puedan probar antes de comprarlos, yo suelo hacerlo en una tira de cinta adhesiva, pero estos son tan baratos que ni probador tienen.
    Beso!

  10. Troky Mu says:

    Me encantan estos post. Eres mortal…
    la verdad yo siempre uso dos, y siempre de las mismas marcas que no hay en las perfumerias ( o cuestan un riñon) y siempre uso un top coat de secado express, asi que no me pasan estas cosas, pero si que recuerdo lo que era no acabar de secar nunca las manicuras y acabar quitandomelas solas con un clinex….

  11. lunaday says:

    Odio el amarillo y los esmaltes de Margaret Astor, solo he tenido un rojo de la misma gama que este que me gustaba pero la formula era un horrorrrrrr. De todas formas el camping y la manicura no casan bien eh? : )

  12. dOri says:

    Como te entiendo, a mi también me gusta cada vez menos Deliplus, y de estos esmaltes, tengo un par.. otros tonos, pero lo mismo, la cobertura mala malisima…

  13. jo que pena!!!
    yo tengo uno que cubre muy bien y con dos capas perfecto!!! lo uso mucho para un los look de esos tonos y me encanta, es una pena muy grande que no secara y cubriera, un besazo princesa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.