Duo que funciona: She’s pampered de Essie y Ring of Fire de Laqa&Co

No soy muy de emparejar color de uñas y labios, no lo hago nunca básicamente porque no soy la persona más adecuada para poner reglas ni a esto ni a nada: de hecho soy la primera que se las salta cuando puede. Por otra parte, evitar la combinación de colores es ir sobre seguro (o tirarse a lo fácil, según se mire) y en caso de no querer «fallar», llevar el mismo tono de labios y uñas es un clásico que siempre funciona.

No os cebéis con el tamaño de mis uñas: soy plenamente consciente de que son minúsculas, que parecen de niña y que nunca seré modelo de manos (¡mierda!).

Es que lo del color es un tema peliagudo. Hay quien le quita importancia al asunto de combinar con argumentos que van desde el «no tiene importancia, sólo se trata de algo superficial» hasta el «yo paso de todo» pero resulta que el color influye en cómo interpretamos las cosas y un cerebro que funciona bien es capaz de sentir con los colores aunque no sea conscientemente. Aunque por otra parte el «es que a mí me gusta» es un argumento tan válido como el que más y no, nadie se va a morir de hambre ni va a perder la fe por un «pintauñas». No cunda el pánico.

Daría para muchos posts divagar sobre el tema y tampoco pretendo publicar mi ensayo de la teoría del color pero lo que sí voy a contar es mi caso y es que con el tiempo te das cuenta de que hay combinaciones que evitas, más o menos conscientemente pero se hace.

Un ejemplo antes de entrar en materia: a mí, para vestir, me encanta el color verde militar (años atrás solía ser mi color de cabecera en el armario), pero ponte a combinar eso con algo que no sean colores básicos. Y olvídate de combinar un verde con otro verde distinto. Mueres.
Un jerséy verde militar con unas uñas verde pastel y ya si encima le sumas que mi piel es más que blanca (casi azul) ya puedes flipar de lo desmejoradísima que parezco.

En fin, que hay cosas que parecen pijadas pero cuando al final del día 10 personas te han dicho «qué rara te veo hoy, ¿te encuentras bien?» el asunto deja de ser tontería. Probablemente incluso piensen que tienes adicciones a ciertas sustancias (a parte del maquillaje), aunque eso seguramente nunca te lo digan.

Total, que me veo con este tono en uñas y labios y me veo guay, creo que a los tonos claros y rosados de piel les favorece mil y que si un día quieres verte bien sin arriesgar este dúo de uñas y labios funcionará a tiro fijo. La combinación es «She’s pampered» de Essie en las uñas y «Ring of fire» de Laqa&Co en los labios.

Ambos tonos pertenecen a la familia de los rojos pero tienen un gran componente frambuesa. Creo que la cámara lo ha captado pero es imposible que se vea en todas las pantallas como se ve en la mía, porque cada pantalla tiene su calibración, su edad y la iluminación de cada habitación también es distinta, así que es muy difícil que se vea como lo estoy viendo yo. En fin.

Los esmaltes de Essie son desde hace tiempo mis preferidos porque a pesar de que no todos los colores se comportan igual, aunque esto pasa en todas las marcas que he probado, tienen una densidad perfecta, buen tamaño de pincel, se secan rápido y el acabado es impecable (la maña no viene incluida en el bote).

El esmalte es el que más he usado jamás de los jamases. Me queda menos de la mitad.

Los esmaltes de Essie, dependiendo de donde los compres tiene un precio desde los 8,95€ a los 13.

El labial no lo he usado tanto pero siempre lo llevo encima (así están de gastadas las letras) porque no quiero que se me presente la ocasión de ponérmelo y no tenerlo a mano 🙂

Es un tono alegre, de eso no hay duda. El acabado es satinado. No es lo más fijo del mundo aunque al ser tan pigmentado el labio queda bastante manchado y es difícil que se vaya del todo sin desmaquillarlo propiamente dicho. No huele a nada y sobre el labio se siente casi como un bálsamo ya que de textura es muy cremoso. Es bastante hidratante, no reseca en absoluto.

El labial Ring of Fire de Laqa&Co tiene un precio de 15€ aquí.

26 Comments

  1. Yo no soy mucho de fijarme en la combinación, siempre llevo las uñas con algo de nail art (si no es glitter es estampación y si no pegatinas) y los labios les maquillo según me levante ese día. Lo que sí me da rabia es llevar las uñas en rojo y los labios rosas, manías que tiene una, por lo que no me suelo maquillar las uñas en rojo. Besos!

  2. Ambos colores me parecen preciosos la verdad. Creo que Essie es una marca que ofrece calidad y unos colores impresionantes. Tengo varios fichados y este rojo me parece que se podría sumar a la lista ^_^ El labial es ideal, sí que se aprecia el tono frambuesa. Besiños.

    Ysilacosafunciona.com

  3. El combo me parece perfecto y estoy de acuerdo contigo en la calidad de los esmaltes de Essie, que junto con Opi, son de mis preferidos. Yo los compro en ebay bastante baratos, así que si te quieres hacer con alguno, te chivo a quien, porque merece la pena.
    Besossss

  4. CABBAGE says:

    A mi me encantan las uñas de rojos y frambuesaS, me di cuenta cuando una vez en la oficina estaba escribiendo en ordenador y los dedos moviendose con ese color…me animaba!!! Parecían deditos de fiesta, de bailoteo!!! Jajajaja!!
    Ay q mal estoy…;

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.