¿Dejar de fumar? Si pude yo, tú también puedes!

Empecé a fumar hace más de una década. Antes era de otra manera.
No es que haya ido por la calle haciendo encuestas, pero juraría que los adolescentes de ahora pasan del tema. No creo que sea porque estén mejor informados porque yo también lo estaba entonces y fumaba igual, por la pose y tal (pff) …en fin. Ahora les da por otras cosas pero lo que es fumar yo diría que «ya no se lleva».
La cosa es que ya a los 15 me bajaba una cantidad más que considerable de cigarrillos al día, era la única forma de rebelarme que conocía (criaturilla!). La rebeldía la pagaba con mi salud, malos olores y una boca pastosa cada domingo por la mañana. Ah y con dinero, evidentemente, además de molestar a los fumadores pasivos involuntarios que me rodeaban.

Con los años, la costumbre del cigarrillo se convirtió en un ritual necesario: el cigarrillo de ir a clase, el cigarrillo del pincho, el cigarrillo de estar esperando a alguien, el cigarrillo de después de comer con el café y todos esos cigarrillos de después famosos. Hasta se podía fumar en los aviones y en la parte de atrás de los autobuses, como si fumar en la parte de atrás fuese a arreglar algo (una vez fui desde Asturias hasta Londres en bus, 24 horas de humareda en autobús!… en fin). Mucho asco todo. Lo peor era que me encantaba. Había muchos cigarrillos que encendía por costumbre pero no me daba tiempo a fumármelos incluso sabiéndolo de antemano, sólo por la sensación de fumarme una calada, o por esa pose romántica de fumar en soledad… Me encantaba calentarme con un pitillo en invierno, incluso me aliviaba oler el humillo ajeno cuando no tenía tabaco a mano, puro vicio con mayúsculas.

Lo intenté dejar mil veces. Normalmente aprovechaba a dejarlo cuando estaba enferma de gripe, todos los años caigo. En dos ocasiones estuve 3 meses sin fumar, otra vez 6 meses (autoaplausos) pero cuando mejoraba volvía a las andadas. Parece que le estoy poniendo mucho drama al tema pero es que el tabaco es una de las drogas más difíciles de dejar, poca broma: más difícil que la cocaína o el alcohol.

Con los años llegó una época en la que me dolía un costado cuando me pasaba de la cantidad de cigarrillos que tenía por costumbre fumar. Si un sábado noche se alargaba más de la cuenta podía fumarme hasta 2 cajetillas. Algunos te los pedían pero entre cajetilla y cajetilla también pedías algunos. Al día siguiente la sensación era horrible, pero lo peor era ese dolor no muy agudo aunque persistente entre el pecho y la axila que ACOJONABA. No quería pensar demasiado en ello, pero daba mucho miedo porque siendo realista sabías que estabas haciéndole un daño real a tu cuerpo y podía pasarte algo grave. Por suerte no fue mi caso y tras varios «avisos» de esos, la cosa acabó siempre en mero susto.

Los motivos para dejarlo son TODOS, pero lo que más me animó a dar el paso fue ver cómo mi careto se iba consumiendo: crecen las ojeras, las bolsas, la piel pierde brillo, se acartona… y hacía unos meses que había empezado a preocuparme por el maquillaje y la cosmética (para tapar la cara de muerta supongo) así que no tenía mucho sentido esforzarse en lo uno para estropearlo con lo otro. Total, que el año pasado por estas fechas dije: venga Lu, ya eres mayorcita, échale narices y déjalo. Y esta vez sí pude.

Al principio pensaba que sería como las otras veces: una pequeña época para dejar respirar a mis pulmones y volver a las andadas pero a lo tonto resulta que ha pasado un año.
Ojo: en Navidad me fumé uno y en verano otro, pero fueron dos fechas muy señaladas que creo que «tenían excusa» y además no me gusta ser estricta con nada, así que no me castigo mucho por ello.

Tras un año de desintoxicación la piel cambia mucho, recupera una juvenil luminosidad, las bolsas de las ojeras también mejoran aunque por desgracia la negrura sigue ahí, creo que lo mío es genético :/ También me salen menos granos de esos esporádicos, aunque ahora precisamente esté llena de ellos, creo que por alguna cosa que comí que no me sentó bien o quizá algún medicamento. También noto que mis pulmones están mucho mejor y sobre todo ahora que llevo unos meses haciendo deporte y eso sí que se nota. Echando cuentas la cosa mejora aún más porque a una media de dos cajetillas por semana -que era el ritmo que llevaba últimamente- me hubiese dejado una pasta; aunque ahora me lo gasto en maquillaje pero en mi humilde opinión considero que es un poquito más sano 🙂

Una de las cosas que más me ayudó a dar el paso fue que R (ese es el nombre de mi novio en este blog) dejó de fumar a la vez que yo y eso ayudó mucho. Si te pones de acuerdo en dejar de fumar a la vez con una persona cercana con la que pases bastantes horas de tus días os ayudaréis la una a la otra.

Otro consejo es pensar a la largo plazo, imaginarte en el futuro sacando pecho tras un año sin fumar es una imagen bella que te gustará visualizar e intentarás hacerla real. Esto también funciona para empezar a ir al gimnasio. Algún día os daré la lata con ese otro tema 🙂

La moraleja es que se puede pero el momento de dejarlo aparece cuando quiere. Hay que intentarlo sin parar y entonces, una de esas intentonas se convertirá en la definitiva. Yo me he fumado dos pitillos en un año, considero que la prueba está más que superada -aunque puedo volver a caer, nunca sabes- pero el subidón que da experimentar lo bien que sienta dejarlo, sobre todo por haber sido capaz, merece la pena intentarlo las veces que hagan falta.

Ánimo fumadora, si yo pude tú también puedes 🙂

Lu.
Share:

72 Comments

  1. Maripeich says:

    Di que si!!!
    Yo ya llevo como dos años sin fumar y es lo mejor que he podido hacer!
    Todavía me acuerdo de esos domingos con la cabeza como un bombo d haber fumado tanto…
    Un besito guapi!

  2. Gladys says:

    Muchas felicidades!

    Me da gusto saber que hay una fumadora menos. Los síntomas que has descrito como consecuencia de fumar son sólo el principio antes de entrar a aun abismo muy peligroso y muchas veces sin retorno.
    Nunca he fumado, pero si he sufrido tragedias con personas muy cercanas como consecuencia de este vicio tan dañino.
    Si has fumado tanto tiempo y tanta cantidad es normal que tu piel aún esté resentida, pero cada día que pasa es un triunfo a tu favor para recuperar del todo la salud y ver por fin tu rostro sano como un día fue.
    Me alegro de corazón y me parece muy acertado que compartas tu experiencia en este blog ya que eres un gran ejemplo a seguir y ojalá haya gente que te lea que es fumadora y cuando menos haga un intento por dejarno, que el que persevera alcanza!

    1. Lo siento mucho Gladys. Por desgracia el tabaco enferma de verdad a la personas pero cuando eres fumadora y estás acostumbrada a tus momentos de cigarrillo no piensas en eso y ojalá no fuera así. A veces cuando lo haces e demasiado tarde. Además que la gente te lo recuerde muchas veces molesta, cuando en realidad están intentando ayudarte, pero es difícil verlo cuando fumar forma parte de tu vida de esa manera. Es muy complicado.
      Un abrazo.

  3. Mandarinalia says:

    FELICIDADES, así con mayúsculas y todo. Enhorabuena, ahora es sólo un año, pero cuando te des cuenta serán muchos más. Mi padre tb fumaba mucho, muchísimo y ya lleva 17 años sin hacerlo 🙂

  4. Rubinha says:

    Enhorabuena, Yo no he pasado por eso, pero me consta que no es fácil. La verdad es que sí hubo una época adolescente en la que tonteaba con estas cosas pero realmente no me gustaba. Puede que lo hiciese porque los demás lo hacían, o no sé… La verdad es que al final tiré de personalidad y dije NUNCA MÁIS. Y así fue! Un beso!

  5. Mevyko says:

    Felicidades!! yo lo deje hace 3 años, nunca fui una gran fumadora por lo que no me fue demasiado divicil, lo peor era que mi pareja fumaba y digo fumaba por que lleva 6 días sin fumar, y aunque esta que se sube por las paredes parece que esta vez se lo esta tomando muy en serio, la ansiedad es lo que más mal llega, así que a tener paciencia, jeje. kiss

  6. Patri says:

    Yo tb lo he dejado varias veces pero tengo tanta ansiedad q algo fumo… menos q antes pero quisiera dejarlo del todo. Mi pareja tb fuma y eso lo complica más… ojalá lo logremos los dos…

    Bsos, un post muy bonito, me alegro por ti guapa!

    1. Gracias guapi!! R y yo intentamos dejarlo varia veces pero cuando uno tenía un día malo en el curro y se permitía un cigarro arrastaba al otro consigo. Es lo malo, pero a veces es al revés. Te hace más fuerte.

  7. Lunaria says:

    Soy incapaz de dejar de fumar, y las noches que me paso despierta y fumo mas, al día siguiente buf que mal la garganta.

    Me lo he planteado, pero me es muy difícil, mi padre y mi hermano dejaron de fumar de una manera radical, no fumo mas y así llevan ya años, yo soy muy ansiosa, tengo agorafobia, ansiedad y se que no es un excusa, pero me es muy muy difícil

    Ojala algún día pueda, y ojala sea pronto.

    Besos 🙂

    1. Yo también soy muy ansiosa, te entiendo. Es que además lo disfrutaba bastante… para mí un pitillo era una recompensa pero si visualizas tu imagen sin fumar, viéndote saludable y con voluntad yo creo que se puede. Siempre decía "no lo podré deja jamás" pero un día sonó la campana. Seguro que llegará un día que te veas fuerte y puedas con ello, seguro 🙂

  8. Ari'smile says:

    Me encanta este post, me encanta porque la belleza se ha de
    fomentar por dentro también 🙂
    Soy estudiante de enfermería y puedo decirte que has tomado una decisión que repercute en tu salud de manera super positiva!
    Yo nunca he fumado,pero sé que es duro, y por eso ENHORABUENA ! 😉

    1. Muchas gracias! 🙂
      Supono que aún estaré basante gris, no quisiera ver mis pulmones ahora mismo incluso habiendo pasado un año pero sin duda estaré mejor que hac un año y cada año esperemos mejor que el anterior 🙂

  9. Paulii says:

    Al menos aqui con los jovenes es al contrario, parece como si estuviedra de moda y niños de 13 o 14 años ya pasan a tu lado fumando. Yo tmb en una epoca fume muchisimo, hasta que un día me di cuenta y dije: empecemos a restringuir, 5 al dia, luego 3 al dia, luego 1 al dia (en la semana claro, el finde me cuesta mas controlarlo), pero ahora incluso paso dias sin fumar! Asi que si que se puede 🙂

  10. Vaya, al menos has sado lo bueno de ello y ya no fumas 🙂
    Enhorabuena porque siete meses es un triunfazo. A mí me apetece fumar aún a veces pero casi ni me acuerdo, aunque intento respetar a los fumadores, no me opongo a que otras personas fumen en mi casa, pero me da bastante asquete, la verdad.

  11. Es una pena, sí, pero una vez que ya te ha creado la necesidad es la única vía que tienes para evadirte un momento de tus cosas y es muy difíil renunciar a ello aunque sepas que es lo mejor para tu salud. Es una jodienda.

  12. Lokagreen says:

    Enhorabuena, wapa!!! Yo, en unos días, también hará un año que lo dejé forever & ever. Lo intenté varias veces y lo dejé, pero durante menos tiempo y esta vez es la definitiva. Lo mejor que he hecho en mi vida!!!

    Lo único que le puedo "aconsejar" a [email protected] que se lo están planteando es que antes de nada y, sobre todo, tienen que querer dejarlo. Si quieres, puedes. ;DDD

    MUAK

  13. Yasna says:

    Y tanto que se puede! yo también dejé de fumar hace un montón de tiempo y no he recaído nunca desde ese día 😀

    Yo más que por salud fue por dinero xDDDDDD soy una rata 😛

    Me fui de viaje a Irlanda y en ese entonces recién había entrado la ley super estricta de fumar allí (mucho antes que aquí) y pffff lo pasé muy mal porque el tabaco estaba carísimo, era una burrada (no recuerdo si 8 euros por una cajetilla o así xDDD) y comencé con el de liar y de allí disminuyendo cada vez, en 1 mes lo dejé y cuando volví a casa era una mujer renovada xDDDD

    Felicidades por dejar de fumar! con dos ovarios! *_*

  14. Para mi ha sido una cosa que nunca me ha llamado la atención, será porque tuve mi racha asmática, y no hacía nada que pudiera empeorarme (es que lo pasaba fatal con los ahogos). Me alegro mucho que hayas podido dejarlo, y que animes a la gente a qué si se puede! saludos!

  15. MissRipley says:

    Enhorabuena por haberlo conseguido, yo soy fumadora, aunque de momento no he intentado dejarlo nunca, creo que para conseguirlo tienes que quererlo, aunque en el último año he rebajado los cigarros a dos o tres al día, y de liar, y con eso me conformo… de momento
    Un besiño!

  16. Trihia says:

    Si que se puede, y mucho más facilmente de lo que me pensaba si estás realmente concienciada… hace 2 años y más de medio que lo dejé, radicalmente, sin nada de ayuda,y fumaba dos cajetillas al día……

    Aun me da mucha envidia la gente cuando fuma, me gustaría ser capaz de echar solo un cigarrito después de comer, pero nada, soy una compulsiva >_<

  17. Genial post y mcuhas felicidades! Yo tambien lo dejé despues de mas de 10 años fumando y no me costó tanto como pensaba. La verdad que no hay nada como el orgullo de un exfumador, jajaja
    Yo me animé en dejarlo pensando en que quería quedarme embarazada en un corto periodo de tiempo. La verdad solo pensar en un bebecin tragandose mis malos humos me ayudo mucho.
    Un beso y felicidades!

  18. Palmer girl says:

    muchísimas gracias por esta entrada, te lo dice alguien que perdió a su abuela por el tabaco. El fumar te quita años que quizá le hacen falta a tu familia para decirte cuánto te quieren 😉 así que felicidades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.