Crema de manos y uñas Vid Divine de Esdor

Hubo un tiempo en el que las cremas de manos me parecían un coñazo, no acababa de ver claro eso de pringarte entera que ni puedes coger un boli ni usar el móvil ni básicamente nada que tengas que hacer con las manos, vamos que lo único que podías hacer era meditar o mirar al infinito.

Además del reparo que ya tenía a la hora de usar cremas de manos, por extraño que parezca empecé a usarlas en verano, cuando lo normal hubiera sido que cayese en sus brazos tras un frío invierno de estos que te secan las manos hasta que te duelen los padrastros. Pues no, extrañamente fue un verano en el que cayó en mi poder un tubito de crema de L’Occitane (concretamente la de almendra) que no sólo me gustó sino que me convirtió en usuaria asidua al producto forevah.

Ahí en pleno agosto.
…Cádiz, que hace milagros.

Desde ese día hasta ahora he probado muchas más cremas de manos, algunos ejemplos en este post, y algunas me gustaron mucho pero ninguna ha superado a la que hizo que me volviera fan.

Ninguna hasta que apareció una muestra de la crema de manos y uñas Vid Divine de Esdor, un tubito que fundí en un fin de semana aunque con ayuda de algunas personas que me acompañaban ese finde y no pudieron resistirse a su delicioso olor.

El envase es un poco mega grande para el bolso, es más un tamaño de escritorio. Ahí es donde lo tengo yo, al lado del ordenador. Es un alivio poder utilizar una crema de manos que al instante de aplicártela te permite teclear sin pringue de por medio. Ouyea.

La textura es cremosa pero se absorbe casi al instante y cuando lo hace deja un acabado sobre las manos como seco pero hidratante, que recuerda un poco a la textura «de crema a polvo» que tienen algunos coloretes o algunas bases de maquillaje. Es un efecto más leve y evidentemente más ligero pero incluso al rato de aplicarla notas que está ahí sin molestar.

El olor es sencillamente maravilloso. Esdor está haciéndolo muy bien (también) en este aspecto porque el olor de la exfoliante corporal es otra maravilla de la humanidad. Y no, no es el mismo olor aunque sean dos productos de una misma gama. La crema de manos tiene un olor más suave y a pesar de ser también afrutado es algo menos dulce. Me recuerda un poco a esas gominolas gelatinosas recubiertas de azúcar que vienen envueltas en celofán ¿sabéis cuales son? (sí, esas que están tan cojonudas) pero el perfume no permanece por mucho tiempo y tampoco molesta.

Respecto a la formulación, bueno, a mí se me escapa totalmente, soy una paria en cuanto a ingredientes cosméticos. Me sé lo básico y me lo sé mal pero sinceramente, leo el INCI de esta crema y siento pavor de ese que da el instinto, pero le perdono todos los alcoholes, los aluminum, los dimethicone y todo lo que leo con los ojos así ¬ ¬ porque es tan suave, tan cómoda, se absorbe tan rápido, huele tan bien… Vamos, que me dejo caer hacia atrás en brazos de lo que Sanidad de paso para que salga al mercado.

No es la crema de manos más económica del mundo pero para el gustazo «nivel lujo» que es usarla y el olor que tiene que es una maravilla absoluta, creo que en general está al nivel de muchas cremas de gama alta que se encuentran por ahí cuyo precio mete miedo. Además el tubo es grandecito y tal.

Esta crema de manos y uñas Esdor la adquirí en Birchbox y tiene un precio de 12,90€/75ml.

Share:

22 Comments

  1. Pues me la voy a apuntar ya para ver si la pruebo porque me gusta que las cremas de manos me dejen hacer vida normal después de usarlas ^_~ Gracias por a info. Buen finde. Nos leemos. Besiños.

    Ysilacosafunciona.com

  2. Laura Coín says:

    Yo tengo la de L'occitane (o como se escriba) y me encanta pero no descarto en un futuro probar esta, me pasa como a ti y supongo que a muchas, odio la sensación de pringue absoluto, es un coñazo!
    🙂

  3. Camino F. says:

    ¡Hola!
    ¿Huele a gummis? Ostras, si huele a eso a lo mejor caigo, soy adicta a esas golosinas… En cualquier caso, soy terriblemente negligente con mis manos. Si se secan, pues se secan y ea (y después sufro mucho cuando me salen sabañones, padrastros y toda la pesca. Lo sé, soy una burra).
    En fin, ¡muchas gracias por tu opinión! Si de verdad huele a gummis es probable que caiga… jajaja
    ¡Un beso!

  4. cosmetik.es says:

    Me pasa como a tí, hasta hace poco no he descubierto las maravillas de las cremas de manos, me daba muchísima pereza usarlas, ahora llevo una en cada bolso :).
    Esta de Esdor también la he usado y es una de mis favoritas.
    Bss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.