Conclusiones Consumistas Vol.20

Ya llevo 20 posts de Conclusiones Consumistas ¡20! que se dice pronto.

Ayer me levanté tarde. Resulta que esa noche me vino el insomnio y me quedé viendo una megabronca en Gran Hermano VIP mientras me leía los tweets sobre el tema. Hay momentazos en la casa que son surrealistas -oro puro- pero con los tweets ya te mueres. Hubo uno en concreto que me hizo reir a carcajadas: alguien dijo “Si esto es el GH VIP no quiero imaginarme el GH CHUSMA” y me escojoné. Esto lo cuento porque estoy super enganchada al programa y esta adicción me recuerda a esta otra que comparto siempre en el blog, sólo que ésta mucho menos bestia en cuanto a “género”.

Para que juzguéis vosotras mismas podéis ir viendo todos los productos terminados en los posts con la etiqueta “terminados“, que si queréis echar un ojo ahí están y llevo buen ritmo pero hoy vamos a ver los últimos (de momento).

Productos terminados

El Prep+Prime de MAC es la pera limonera. Para según qué labiales es inservible pero para los Retro Mattes de MAC va genial, crea una base perfecta que ayuda a mantener el labial hidratado y en su sitio. Es caro, a mí me costó 14€ de aquella, hace casi tres años, mientras que ahora cuesta 17,50€. A ver, está muy bien este producto pero por 14€ ya era caro y el precio actual me parece un disparate. Por ese precio no estoy segura de volverlo a comprar.

La hidratante BIO Clinic de Oriflame está pensada para combatir el acné adulto y yo de eso gasto bastante. Me gustó la textura, todo normal, pero el olor era demasiado intenso, como a regaliz negro, que mira que me gusta, pero le acabé cogiendo tirria: las cremas que tienen demasiado perfume me resultan psicológicamente irritantes aunque luego no me hagan nada. Además creo que se me quedaba corta de hidratación. A pesar de todo terminé casi la totalidad el bote, sólo dejé un culillo. Vamos que tan mala como para abandonarla no era.
En cuanto a acné sí me fue bien pero hay que tener en cuenta que también utilizaba otros productos para ello (ver aquí).

También terminé el champú seco Hair Refresher de Davines que era de polvo bastante fino y a la vez tenía bastante power. El olor quizás es demasiado intenso, de hecho los champús secos suelen ser todos bastante fuertes pero el olor es de esos neutros, como a limpio, pero un limpio que acaba siendo como detergente. Terminó cansándome un poquito también. Yo y mi guerra con los olores. Si tuviera que comprar otro compraría un Batiste: más económicos y con perfumes varios donde elegir.

Productos terminados

Una de las labores que cumplen a la perfección las cajas de muestras es darte la posibilidad de probar productos por lo que sentías curiosidad. La BB cream violeta de Skin79 no es para mí. Sin duda es para pieles secas por lo excesivamente grasa y húmeda que me quedaba sobre la piel. No me duraba puesta ni una hora. Derretida totalmente con sólo respirar. Lo dicho: no es para mí.

Otro producto que no es para mí es este corrector en barra de Deliplus. Vamos, esto ya no es por mi tipo de piel, directamente es algo que no le recomendaría a nadie. Es duro, seco, no me gustó nada. No sé siquiera si lo siguen vendiendo porque es muy viejo. Lo compré hace ya 4 años por lo menos y lo tenía olvidado en un cajón porque nunca lo usaba. Evidentemente hay mil correctores mejores.

También gracias a Birchbox pude probar esta maravilla, la máscara de pestañas They’re Real de Benefit, una marca que aunque creo que sigue estando sobrevalorada ha mejorado mucho en los últimos tiempos. Es mi opinión y de esto ya sabes que hay tantas como longanizas.
Es cara sí, pero es maravillosa. Si quieres y puedes darte el caprichazo en cuanto a máscaras de pestañas tienes que probarla. Me gusta la fórmula, que mejora tras un par de semanas abierta, y me gusta el cepillo de silicona que termina en esfera. Muy cara 25,93€ pero muy buena.

Productos terminados

Y para terminar este minichampú que me ponía de los nervios porque apenas hacía espuma y yo es que para el pelo necesito espumota. Ya lo sé, lo hago todo mal, quiero espuma a porrillo y encima me lavo el cabello a diario. El champú voluminizador Phytovolume tiene una imagen impecable, juraría que lo diseñaron en la Nasa pero no me fue muy bien, me dejaba el pelo bastante “aplatanado”. Una mala opción por mi parte porque de volumen ya ando yo bastante bien, o sea que no me hagáis ni caso, quizás sea lo que estáis buscando pero aquí lo dejo escrito en mi bitácora para acordarme de que está probado y no es para mí.

Productos terminados

Y tal y como pasa en la casa de Gran Hermano, evidentemente esto no acabará aquí.

*Productos enviados por la marca/representante o distribuidor. Mi opinión es libre.

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.