Conclusiones Consumistas Vol. 21

El menú de hoy es un menú degustación, variadito, largo y con algunos ingredientes de lujo. En este post de productos terminados hay tres que muy probablemente se volverán a ver en el blog, es más, me atrevería a decir que se verán en los próximos meses. Vamos a ver mis últimas conclusiones consumistas (¡y van 21!).

Que en mis posts de “Conclusiones Consumistas” aparezcan uno o varios productos obtenidos con la Birchbox es algo muy habitual en este blog y las dos muestrecitas de mascarilla capilar Beauty Protector son uno de esos productos terminados que lo corroboran.
Lo que más destaca de este producto es lo que ha hecho peculiar a la marca: su olor a caramelo tostado. Si te gustan los aromas chocolateados, avainillados, a toffee… te va a encantar. Además esta mascarilla tenía aspecto de Petit Suisse (me da igual que ahora se llame Danonino) con lo que daban doblemente ganas de comérselo.

El olor es importante pero no tanto como el resultado sobre el pelo y ese no me gustó tanto: eché de menos suavidad tras el secado y la verdad es que no noté que me suavizase en absoluto.

El quitaesmaltes de Cien (la marca blanca de perfumería del Lidl) no está nada pero que nada mal, además es muy barato (1,29€) y tiene dispensador de bomba, con el que sólo necesitas una mano para extraer el producto y en cosas como las manicuras viene muy práctico. Lo he terminado pero no he tirado el bote, de hecho lo rellené con el quitaesmaltes que estoy utilizando ahora de D’Orleac, el cual por desgracia no tiene este sistema.

Además este quitaesmaltes sin acetona (es la versión rosa de las dos que venden, el otro es azul y sí contiene acetona) no es de los que más fuerte huele y tampoco es demasiado agresivo con las uñas, así que repetiré siempre que me deje caer por un Lidl (al que no suelo ir porque no me pilla de paso).

Ya casi ni recuerdo hace cuanto terminé estos dos productos de Caudalie pero por alguna razón los fui posponiendo al inevitable destino que era su aparición en el “post de terminados”. Tanto el agua de colonia Thé des Vignes como el Agua de Belleza de Caudalie me gustaron muchísimo, es más, me atrevo a decir que la colonia se sitúa en el puesto número uno de colonias de mi lista personal (en perfumes estaría el Gucci Rush que no tiene nada que ver con ésta pero me parece lo más).

El agua de colonia Thé des Vignes causa sensación allá por donde pasa y no porque sea un aroma exótico ni excéntrico, de hecho es un aroma de lo más todoterreno: vale tanto para salir y volver por la mañana como para ir a ver a los suegros 🙂 (tranquilas, que cuando digo estas pijadas no me las tomo en serio). Suelen venderla en un pack con un gel de regalo. Y según escribo estas líneas olisqueo el poso del bote vacío y pienso que tengo que volver a comprarla YA.

El agua de belleza es una bruma facial mini, una especie de tónico de bolsillo así como de lujo. Refresca la cara cuando se siente tirante y además la hace transpirar abriendo el poro y dándole a la piel ese toque balsámico descongestionante. Éste me costó 9 euros y pico hace ya un año y se me agotó en seguida (es lo malo que tiene). No lo he vuelto a comprar desde entonces porque tengo otras brumas faciales y tónicos con aromas y efectos excelentes, pero repetiría sin duda por darme un capricho.

El exfoliante facial de Vitamina C “microdermabrasion” de The Body Shop tiene una textura perfecta para exfoliar en profundidad sin irritar la piel, su grano es diminuto pero efectivo y la textura es contundente y a la vez fácil de masajear sobre la piel pero tiene una pega tremenda, y es que huele a rayos y truenos.
Un olor que al principio no me asustó peor con el tiempo me di cuenta de que evitaba el producto inconscientemente por culpa del olor (inconscientemente hasta que me di cuenta, claro).

Su precio es de 18,00€ y por ese precio me esperaba un olor de putísima madre 🙂
Este sí que no volveré a comprarlo.

La Crema hidroequilibrante de Repavar me vino en una Birchbox y además es tamaño venta, genial ya no para probarla sino para usarla como dios manda. Además es oil-free y está indicada para mi tipo de piel (mixta con tendencia acneica) así que cuando me llegó todo encajó, planetas alineados, el mundo en armonía.

Es una crema muy fluida, casi líquida y se absorbe bastante rápido. Por sus características me esperaba un efecto matificante en la piel pero el resultado en la práctica era una piel con una película luminosa, bastante ligera pero que de mate no tenía absolutamente nada. Eso me parece bien, no lo comento como pega. Lo que sí me parece un fallo gordo es que se me quedaba bastante corta de hidratación: llegó el invierno y lo noté a tope. Además tenía demasiado perfume y eso no me gustó nada, sentía que en cualquier momento podía irritarme. Una pena porque de precio está genial y el envase me parece lo más cómodo para este tipo de productos: es ligero y si se cae no se rompe pero no repetiría.

Otra crema facial con la que no repetiría es la Diadermine 110 en su versión de noche, una crema que resultó demasiado densa, pesada y algo grasa, además antes de terminarla su olor tornó en algo desagradable y no la pude llegar a terminar. Yo y los olores. Creo que me podría haber venido mejor ahora con este frío gélido del norte pero lo del olor es un problema para mí.

El serum Ultimune de Shiseido también llegó a su fin y de este sí echaré de menos su sutil y agradable perfume, muy leve, lo justo para que agrade pero no moleste. Dejaba la piel casi preparada para el maquillaje a pesar de ser “tan sólo un serum” y lo entrecomillo porque puede que sea sólo eso pero su precio era el mismo que el de la sangre de unicornio, rondando los 100€ dependiendo del camello (“maquiyonkis”, “camello”, ¿se pilla?). Pero precisamente por ese precio prohibitivo me esperaba más y eso que me lo enviaron, no tuve que desembolsar yo la pasta.

Si me saliese el dinero por las orejas ¿repetiría con él? Probablemente pero no es el caso.

29 Comments

29 Comments

  1. Cosmoadicta says:

    Pues fíjate que yo soy rarita para los olores pero no recuerdo que me desagradara en exceso el de ese exfoliante cuando lo usé. El sérum de hecho lo tengo aún y huele a naranja, bastante agradable… qué cosas…

  2. rocipici says:

    tengo ganas de probar la bruma de caudalie. El quitaesmalte es de mis favoritos y a mi el olor del beauty protector no me convence, prefiero además el uniq one. Besos guapa

  3. Mareas. says:

    El serum ese copón es carisimo.
    Por otro lado estoy deseando probar el agua de colonia de Caudalie y la bruma facial, igual me animo y me doy un capricho con la bruma y cojo el formato pequeño.
    Un beso.

  4. Judith H says:

    Coincido en algunos… el producto capilar de Birchbox no me convenció… no me hidrató nada. La crema d Diadermine la regalé porque fatal… lo que tu dices, demasiado densa. La crema repavair aun me queda un poco porque es cierto, en invierno se queda cortísima en hidratación, pero va de coña en verano. Tengo que probar la colonia de Claudie. BSS

  5. uhhh que de cosillasss!!! Caudalie es amor todo lo que he probado me ha encantado y esa bruma…la tengo que probar 🙂
    Con el tema olores yo también soy bastante especialita prefiero en cremas como dices olores suaves…
    Un besito

  6. Yo no pude con esa crema de Diadermin, se la regalé a mi madre que tiene la piel seca. En cambio Ultimune me encanta, pero yo lo utilizo como preserum, lo que hace además de aumentar las defensas de la piel, es prepararla para que absorba mejor el resto del tratamiento, chica, yo estoy notando un antes y un después, apenas tenía luminosidad en la piel, y cada vez la tengo más bonita, ahora se ve luz, ¡Me va a dar mucha pena cuando se termine! Besos.

  7. Joe, pensaba que sólo por ser de The body shop el exfoliante olería maravillosamente…
    El serum será genial, pero no creo que pagase por el lo que cuesta. Me apunto el quitaesmalte, del que he oído muy buenas opiniones, y eso de que tenga ese envase es un plus. Yo me cogí un envase de esos hace tiempo, porque es de lo más práctico, aunque si te viene "de serie" es mejor. 😉
    Me apunto la colonia, que no la conocía y parece que tiene pintaza.
    Besossssss

  8. Joanna says:

    He probado la crema de Diadermine, el Agua de Belleza de Caudalie y el quitaesmalte de Lidl. El Agua de Belleza me gusta mucho, pero el quitaesmalte lamentablemente no. Me ha destrozado las uñas, pero hay que decir que mis uñas son muy frágiles y débiles.

    Besos

  9. […] Repavar vuelve a aparecer pero esta vez son dos mini muestras (muy pequeñas): una es un gel limpiador oil free y otra una crema dermoRreparadora (aunque ellos sólo le pongan una erre) también oilfree. Como la mía es una piel mixta más bien grasa quiero pensar que me podrían ir bien pero ya recibí en una ocasión anterior una loción facial de la misma gama (que por cierto era tamaño venta) y ahora que lo pienso no me fue especialmente bien. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.