Cómo fue mi día detox con los zumos Drink6

No sé si alguien recordará que hace un tiempo hice una intentona con un plan de zumos. Lo cogí con muchas ganas al principio pero terminé volviendo a mi triste café de cada día, vicio con el que quiero acabar pero que aún no me ha sido posible. Soy una blanda. Aún así creo que lo hecho, aunque poco, estuvo bien y espero retomarlo: los zumos están buenos, son económicos y dan energía; lo tienen todo, pero soy una comodona. Y como soy muy fan, en cuanto conocí el nuevo sistema detox Drink6 quise probarlo, aunque es algo un poco más especial que tomarse un zumo al día y ya.

¿Sistema detox? Sí, amiga, para ti que también te cuesta dios y ayuda exprimirte unas naranjas antes de partir para la jungla de ladrillo visto, hay un método para purificarte por dentro a base de 6 zumos naturales que bebidos a lo largo del día y acompañados únicamente por agua, infusiones, manzana o apio, harán que tu cuerpo se libere de toxinas. Y yo lo he probado.

Me coincidió muy bien hacer el detox porque el día antes me apretaron a tope la ortodoncia y me dolía un montón al masticar (y al no masticar también, la verdad), así que para evitar comer sólidos me vino de perlas. El día anterior además me hicieron un empaste y comí cosas ligeras y en poca cantidad, así que seguí a la perfección las recomendaciones que hacen desde Drink6 de no tomar comidas pesadas en día anterior: nada de atracones, nada de carne, nada de café, no fumar y no tomar alcohol. Ya lo sé, es como no hacer nada.
La cosa es tomarse los 6 zumos a las horas que pone en cada uno de los tapones y tratar de ser fuerte.

Zumo #1. Zanahoria, naranja, limón, néctar de agave, agua mineral y jengibre.
Me gustan mucho estos sabores como a «biosolán»: cítricos y zanahoria. Además está muy licuado y no tiene grumos. Muy rico.
Este me entró solo.

Zumo #2. Piña, manzana, lima y menta. Se acercaba la hora del vermú y este recordaba a una Caipirinha «sin» con un toque de piña. Desde el paladar hasta tragarlo cambia de sabor, quizás sea el más especial. Tiene algo de grumillo.
Empecé a echar de menos el pincho de las 11:00.

Zumo #3. Manzana, piña, repollo, lechuga, pepino, espinacas, apio, lima y menta.
El zumo de la hora de comer es como un plato líquido de verduras, frutas y vegetales y no sabe tan mal como pensaba, de hecho está hasta bueno: el toque a pepino y a menta lo hace muy refrescante y no tiene ningún regusto desagradable, todo encaja y se disfruta.
Aquí fue cuando me tomaron el pelo con el tema de las hamburguesas (instagram). Dudé seriamente en bajar a comer algo sólido pero me resistí.

Zumo #4. Frambuesa, mora, fresa, plátano, naranja, rábano, néctar de agave y agua mineral.
La fresa y el plátano son dos de las frutas que menos gracia me hacen y quizás por eso este zumo que debería haber saboreado en plan «merienda» no me agradó demasiado. Además tenía algo de grumo.
A estas horas mis tripas rugían como una tormenta en el océano.

Zumo #5. Limón, menta, agua mineral, nectar de agave, cayena y pepino.
Este probablemente es el más especial y además la cayena hace que resulte algo picante. Está muy bueno pero sacia muy poco el hambre y yo estaba canina. Lo acompañé con un poco de pescado (y unas aceitunas negras que tenía abiertas en la nevera), adiós al plan detox :/

Zumo #6. Almendra, vainilla en rama, canela, nectar de agave y agua mineral.
El último zumo que se supone que es un premio-postre por haber completado el «día detox» más que premio me resultó un chasco porque no me gustó apenas y no me lo pude terminar. Quizás fuese el karma que me castigó por no haber hecho bien la dieta.
Seguía teniendo un hambre tremenda y cené un poco de sopa con fideos (buuuuu).

Los 4 primeros zumos me encantaron y me sentí saciada toda la mañana pero al llegar la tarde me encontré con necesidad real de comer. Lo recomendable hubiese sifo haber comido una manzana pero con los dientes recién apretados me es imposible morder algo tan duro sin sufrir y hacia las 19:00 horas decidí no forzar la máquina y comerme unos sólidos suaves. Y cené sopa.

A esa hora más o menos me empezó a doler un poco la cabeza, como un leve mareo, y en el dossier que me enviaron decía que podía ocurrir a causa de la liberación de toxinas del cuerpo. Yo más bien creo que debí beber más agua porque me pasé el día yendo y viniendo del baño; estos zumos deben ser muy diuréticos y quizás mi cuerpo se estaba quedando sin agua. También recomendaban beber mucha agua pero como no sentí sed ni me acordé. Gran fallo.

A pesar de no haberlo hecho del todo bien al día siguiente me encontré especialmente bien, no sé si es sólo que lo quiero pensar o qué, pero me sentía muy bien. ¿Pudo haber pasado sin tomar los zumos? Quizás debería dejar esta pregunta tan compleja para la Nave del Misterio.

A veces estos métodos provocan cierta polémica. Yo creo que a nadie le hace mal tomar 3 litros de zumo de vez en cuando para limpiar, menos aún siendo variados, hechos de frutas y verduras como estos. De hecho lo veo mucho mejor que un ayuno a base de agua e infusiones y es algo que siempre se hizo aunque no sea precisamente bueno por haberse hecho siempre.

Yo soy de esas personas que si no comen se marean, y ya sabía que esta movida podía suponerme cierto castigo. Yo lo atribuyo a que mi cuerpo consume lo ingerido muy rápido por mi metabolismo, necesito comer cada poco, no me cuesta nada hacer las 5 comidas al día que recomiendan los expertos y sin embargo soy de complexión delgada. Incluso a pesar de estar todo el día zampando no tengo toda la energía que necesito -soy consciente de que debería mirarme con lupa la dieta macrobiótica-, como si no consiguiera acumular reservas nunca y creo que por eso este sistema detox se me ha hecho tan cuestarriba.

Drink6 se puede pedir a través de su web drink6.es y se entrega en tu casa por mensajería en el día que tú indiques. Cada zumo viene en su botella de medio litro con tapón de plástico en el que se indica el orden y el horario en el que debe ser tomado. Se entregan en una caja de poliexpan para conservar el frío con un pack de refrigerante que se puede reutilizar y unas claras y concisas instrucciones de qué hacer y qué no hacer los días previos y posteriores al día «D».

Un día de zumos drink6 tiene un precio de 39€ e incluye gastos de envío, una cantidad elevada para gastar en zumo, pero para un servicio completo de embotellamiento, refrigeración y transporte quizás no tanto.

P.D: Las recetas de los zumos 2 y 3 se quedan conmigo 🙂

Los zumos Drink6 se me enviaron gratuitamente. Probé este detox queriendo hacerlo y mi opinión es libre.

16 Comments

  1. Mareas. says:

    Vamos a ver, yo no tengo Instagram pero estuve al tanto de tu dia detox por la vinculación con Twiter.
    No creo que te pasaras por comer algo de pescado (las aceitunas las omito jajajaja) y un poco de sopa, simplemente tenemos que aprender a escuchar el cuerpo y tu cuerpo pedia comida.
    Yo también me mareo cuándo no como nada sólido y no creo que sea por liberación de toxinas es porque no tienes suficientes nutrientes en el "body".A pesar de eso me gustaria probar este plan pero hacerlo en fin de semana que me puedo controlar en casa, vaya a ser que me dé un parraque por la calle.
    Un beso.

  2. negami kutou says:

    Como enfermera lo veo un tanto aberrante… una cosa es comer con moderación y sano pero no comer y pasar un día a líquidos llevando un ritmo de vida, normal, activo y laboral puede suponer riesgos (aparte de mareos ya descritos, desmayos, tensiones descontroladas, diarreas desconocidas, pérdida de líquidos y electrolitos, deshidratación, nauseas, hipoglucemias….).
    Que cada cual con su cuerpo puede hacer lo que sea pero desde luego yo no lo veo nada recomendable…(la gente conoce los resultados de la dunkan y más dietas que provocan graves enfermedades y ahí siguen).

  3. ISA M RICO says:

    pues yo ya te dije por ig que se me antojaba probarlo y ya viene en camino yo lo probare el sabado que me lo paso casi todo el día tirada en el sofa que yo de diario voy a mil y seguro atraco al de panrico mientras reparte los bollicaos jejejej

  4. Ya vi en Instagram lo de las hamburguesas, pobrecita!! xD
    A mi me gustaría probarlo, ya oí hablar de esto en Youtube… Seguro que pasaría hambre, pero como me encanta la fruta creo que me van a gustar.
    Gracias por compartir la experiencia guapa!!
    Besos!!

  5. Gloria DEUB says:

    Yo creo que si aguantaría sin comer sólidos..a menos que empiece a marearme y tiraría de caldito o algo ligero para no sentirme muy culpable. Algo te habrá hecho digo yo 😉

  6. Judicandy says:

    la idea está genial, aunque claro, depende de la persona y el bolsillo. A priori, pagar 39 euros x unos zumos… me parece una barbaridad. Claro, que soy estudiante y mi bolsillo no anda para despilfarros…. En cuanto a la idea: me encantan los zumos, pero no todos. Muchos de los que comentas, seguro que no los podría haber terminado, soy rarita en cuanto a sabores…. Y soy de las que piensa, que un día de Detox, no viene mal al cuerpo, al contrario. Además, es un chute total de vitaminas. Liquido, si. Pero vitaminas. Depura a tope el organismo. Un besin

  7. Lenne says:

    Como concepto no está mal, aunque me parece caro pudiéndolos hacer caseros 🙂 Y a mí me pasa igual que a ti, tengo que estar a cada poco comiendo por que llega un punto que si paso mucha hambre me duele la cabeza y me mareo xD Así que no duraría ni hasta el 2º zumo jajaja, ¡un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.