Colorete Papa Don’t Peach de Too Faced

Soy una gran consumidora de maquillaje y productos de belleza. Vivo por encima de mis posibilidades respecto al maquillaje. He probado mil marcas y además, mire usted qué cosa, me gustan más las que no son precisamente baratas.

Es por esto que es muy extraño que hasta hace bien poco no hubiese comprado nada de Too Faced, una marca con un público objetivo en el que encajo como mano en guante. O cómo se diga esa expresión.

papa dont peach papa dont peach

Es cierto que la estética de Too Faced nunca llamó mucho mi atención: todos sus productos parecen salidos de una pastelería victoriana y yo es que soy muy casual (soy una humana muy básica: camiseta y vaqueros). Pero esta vez, con el tema Peach me han llegado y además de verdad; no sólo he picado con alguna cosa de la colección sino que me ha gustado mucho. Si hubiera que traducir esta colección al castellano, yo la llamaría EL MELOCOTONAZO.

Y de paso le estaría haciendo un homenaje al Fary.

Sin embargo, los de Too Faced, con este colorete a quien le hacen el homenaje es a Madonna, de ahí el «papa don’t peach» guiño al melocotonazo hit de Madonna «Papa don’t preach». Si eres de hornada reciente igual no te suena mucho.

Papa don’t peach de Too Faced

El homenaje en cuestión se trata de un colorete enorme, nada más y nada menos que 9 gramos de coloretazo empaquetado en una hermosa caja de lata, con ese melocotón tan cute que te mira con esos ojillos desde la repisa del Sephora… ¡pues claro que me lo traje a casa!.

Mentira, lo pedí online ahora que lo pienso.

papa dont peach

Y sí, huele a melocotón.

Luego aplicado en la piel no se nota, pero a la hora de usarlo es un placer.

papa dont peach

La verdad es que lo tengo desde hace un par de meses y aún no estoy segura si llamarlo colorete o llamarlo iluminador.

A ver, que sí, que es un colorete, pero brilla tanto que aplicado con sutileza sólo deja reflejo. A ver si lo aclaro: es muy pigmentado, pero el pigmento es sobre todo brillo, eso sí, muy fino. Nada de brillantina ni partículas perceptibles. Es uno de esos tipos de brillo finísimo que es casi metalizado: un bello halo.

El tono que deja tras ese brillo dorado es un hermoso tono melocotón que ahora mismo me imagino sobre varios tonos de piel y no creo que haya ninguno al que pueda sentar mal o poco favorecedor.

papa dont peach

Comparado con algunos favoritos-de-todos-los-tiempos de Nars la cosa queda así:

papa dont peach

Es un producto muy especial: brillo muy fino y potente, tono natural que sienta bien a cualquier tono, gran cantidad de producto y precio… que juzgue cada uno con su cartera: 28,00€ por 9 gr.

Yo volvería a comprármelo.

Mi opinión es libre.

12 Comments

  1. arael says:

    Este malacatón parece un mix entre luminoso y madly. Está chulo, a brillar y rebotar flashes!

    Pd. Ya podían encargarte diseñar un packaging así molongui 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.