Cepillo facial Magnitone Barefaced

Magnitone

¿A quien no le ha picado alguna vez la curiosidad de tener uno de estos cepillos faciales? A mí desde hace mucho tiempo.

A pesar de que estaba contenta con mi Foreo Luna llevaba unos meses husmeando el internet en busca de estos cepillos, que a lo tonto son unos cuantos los que hay en el mercado.

Magnitone es, por así decirlo, el que tiene el diseño guapo. El que mola 🙂

Y Magnitone Barefaced es el modelo de cepillo facial de la marca del que os voy a hablar hoy tras unas semanas de prueba y uso.

Magnitone

El funcionamiento de este cepillo facial es más sencillo que el del botijo, y además de verdad: Apretar botón y deslizar cuidadosamente por la piel. No hacen falta diplomas ni masters.

A mí me gusta utilizarlo en la ducha (evidentemente es sumergible) porque puede salpicar un poco de jabón pero no siempre ocurre.

Para hacer aún más fácil la tarea el Magnitone viene con un temporizador integrado que avisa para que cambies de zona: 20 segundos para mejillas, 20 segundos para zona T y 20 segundos para cuello. Cuando pase el minuto se parará.

Si vuelves a pulsar el botón notarás que la rotación es distinta. Ese es el modo «toning» es decir: el modo tonificador, perfecto para una pasada final.

Magnitone

Los cabezales o cepillos en sí, son intercambiables y existen modelos diferentes según tipo de piel. Yo estoy utilizando los de piel sensible, es lo mejor si no quieres arriesgarte a ser demasiado agresiva o tu piel suele reaccionar raro a las cosas nuevas.

Magnitone

Para utilizarlo lo que hago es depositar un poco de limpiador facial en el cabezal del Magnitone y con al cara mojada empezar el proceso.

Lo que notas es un pequeño cosquilleo, una cosa mucho más suave de lo que yo imaginaba con estos cepillos.

El resultado es impresionante, la piel queda totalmente limpia y se nota especial diferencia en los poros de la nariz: cero puntos negros.

Estoy HARTO impresionada 🙂

Magnitone

El cargador también sorprende, sólo acercándolo al mango del Magnitone se adhiere de forma magnética a este y se comienza a cargar, sin salidas ni entradas de enchufes. Genial. Mágico. ¡Brujería!

Magnitone

Total, que estoy alucinada. Me encanta. Realmente entra en el poro limpiándolo en profundidad sin ser agresivo con la piel y se notan los resultados desde el primer uso.

Además de precio está muy bien. Puedes comprar tu Magnitone aquí así como varios tipos de cabezales disponibles.

Un 10 para el Magnitone.

 

Producto recibido por cortesía de la marca. Mi opinión es libre. Gracias por hacer click en los links de afiliación.

16 Comments

  1. Anna says:

    Hace un tiempo estuve buscando desesperadamente cepillos de este tipo que no fueran a pilas y no encontré nada, ¿conoces algún modelo más? Gracias por la reseña, me ha alegrado mucho conocer al fin uno eléctrico jajaja. ¡Saludos!

    1. La verdad es que no pero ya te digo que este me parece alucinante. La única pega que tiene es que tienes que cambiar los cabezales de vez en cuando cosa que no pasa con los cepillos de silicona pero me parece que va alucinante para la piel.

  2. mareas says:

    Yo es que no fío de los cepillos eléctricos, solo uso uno manual (que debo reponer porque se me ha roto el mango) para apretar lo que me convenga, para el exfoliante y una vez en semana.
    Un beso.

  3. Zuzu Pétalos says:

    Siempre he tenido cierta curiosidad por este artilugio, pero nunca me he decidido. Cada cuánto se podría utilizar? A diario sería demasiado?

    1. Yo creo que a diario es demasiado aunque este no exfolia, es muy muy suave pero puedes ponerle cabezales más cañeros si te interesa.
      Yo lo estoy usando un par de días o tres a la semana.
      Estoy encantada.

  4. Yo tengo el de clarisonic plus y me encanta. En la cara se nota, pero donde he alucinado ha sido en la espalda. Lo compré en marzo 2015 y ha sido el primer verano sin ni un solo grano en la espalda. Una maravilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.