Bronzed ‘n’ Sculpted de Benefit | Hoola mini

hoola benefit

**Esto lo he comprado yo, no me lo han regalado, no me pagan para hablar de ello ni recibo dinero con links de este post.**

Otra de las cosas con las que salí de Sephora como si fueran gominolas fue este kit de Benefit. Las minitallas me están volviendo loca.

Este kit se llama Bronzed ‘n Sculpted, cosa que me resulta bastante difícil de pronunciar, que tengo el B2 pero chapurreo malamente, y contiene un mini Hoola (el clásico en polvo), un Hoola en stick mini y un Watt’s up también mini. Todo es de lo más cuqui y siento decir esa palabra pero no encuentro otra más acertada.

hoola benefit

Este kit no es novedad, tiene ya un tiempecillo y aunque no sé exactamente cual fue su fecha de lanzamiento imagino que saldría allá por finales de primavera, por aquello de subir de tono el rostro de cara al verano.

Lo tenía fichado desde hacía tiempo pero aunque no lo parezca, me corto de comprar cosas, me cierro el grifo de vez en cuando para no terminar con mi economía, me freno el consumismo… ¿a que no lo parece? Pues lo hago. No me compro absolutamente todo lo que gusta. Si abres mi armario tengo 4 tristes camisetas, dos sudaderas y un jersey pero de maquillaje, amiga, tengo un mundo y medio.

hoola benefit

Pero es que joer, los Hoola me hacían falta (mentira), nunca los había probado y en este kit, de minis, a precio ganga pues no pude resistirme.

Hoola de Benefit

Los Hoola mini parecen demasiado oscuros para un tono tan claro de piel como el mío pero es que se pueden difuminar casi hasta hacerlos desaparecer. Eso sí, hay que trabajarlos. Con un brochazo y a correr te vas a dejar un manchurrote muy poco natural. Viene con una mini brocha y por lo pronto mola el detalle. Pensé que sería puro atrezzo y más dura y pinchosa que una escoba pero el caso es que no, es suave y a pesar de ser tan enana funciona. No es la ideal porque al no tener mango y ser tan sumamente mini, digamos que no puedes hacer un movimiento con gracejo y se nota más el brochazo, pero con un poco de maña te apañas. Vaya que si te apañas. Si hasta pensé que igual la tiraría a la basura pero va a ser que no.

Lo que sí se me hace inservible es el espejito que trae en el interior de la tapa, que es tan diminuto que ya no es que no me vea la carusa, es que no me cabe ni un ojo.

El polvo es ligeramente polvoriento pero no es algo que se aprecie una vez aplicado el producto y al final como la polvera es una cajita, no se sale ni un gramo.

El tono para mi gusto sirve tanto como polvos de sol como para contornear el rostro porque no tiene atisbo de naranjismo. Tampoco gris, es bastante neutro. Me mola.

Ojo, he leído que los Hoola de tamaño original no tienen los mismos ingredientes que los minis, cosa que también ocurre con otros productos de Benefit que como este tienen versión minitalla.

hoola benefit

Hoola Quickie Contour Stick

Tenía muchísimas ganas de tener este producto, aunque fuese en minitalla porque la textura me encanta. Eso de que un producto en crema, te lo apliques y se convierta en polvo a medida que lo difuminas, me flipa. Además justo hace poco terminé el mismo producto pero en gel/crema y una vez probado todo, creo que la familia Hoola definitivamente tiene mis dieses.

Lo peor que tiene este mini stick es el tamaño: contiene 1,4 gramos y aunque la cifra no os diga nada, cuando lo desenroscas entero da un poco la risa, pero ok, servirá como prueba.

La textura es super suave, se desliza que da gusto y para definir de manera simétrica las líneas de contorneado es perfecto. Luego, como decía antes, te pones a difuminarlo y ves como se esparce tipo crema pero termina en polvo, un polvo fino, sedoso, satinado… es un gustazo. Este stick sí que se queda un pelín demasiado cálido, el más anaranjado de todos los productos Hoola. Aún así, como es muy difuminable, no canta por soleares. Me vale.

Watt’s up de Benefit

A estas alturas hay una saturación de iluminadores en el mercado que es muy raro fijarse en un producto que salió a la venta hace unos 6 años aprox. Pero este iluminador en stick color champan es de una finura que echaba de menos. Es que de la que salieron los primeros iluminadores eran de otra manera, más sutiles, más perlados y no tan purpurinosos. Por cierto, el otro día suacheé el Candelight Glow de Too Faced, que tiene un porrón de años también, y menuda maravilla! ¿En qué momento se olvidó la gente de ese iluminador? Nos distraen con fuegos artificiales joder.

Total, que al Watt’s up le tenía ganas desde hace tiempo pero entre que el precio es elevado y que tal cantidad de iluminador me iba a durar cuatro resurrecciones (y tampoco porque se me acabaría estropeando) me fui quitando la idea de comprarlo de la cabeza hasta que se me cruzó este set en el camino.

Sinceramente, con la cantidad de productos que salen al mercado (que la mayoría de veces son más de lo mismo) y el ritmo de consumo que estamos pillando, me parece más que buena idea que saquen estas minitallas, o sea, las golosinas estas.

8 Comments
Share:

8 Comments

  1. Yo también adoro los formato mini talla, me chiflan y una vez me gasté un dineral en coger casi todo el Beauty to Go, imagínate.
    El Hoola me encanta y he comprobado los ingredientes y es el único con los mismo que el tamaño venta y, por supuesto qué decir de ese iluminador. Favorito ever.
    Un besito guapa :9

  2. A mi muchas veces me gusta aprovechar estos kits sobretodo en productos que no se si me van a gustar, o en productos que uso poco. El Hoola me encanta pero lo uso poco, solo en verano. De todas maneras, solo con lo bonitos que son, ya vale la pena comprarlos!!

  3. Mel says:

    ¡Hola!
    Me pasa como a ti, en ropita gasto bien poco pero en maquillaje tengo más del que podré gastar en la vida y quiero seguir comprando jejeje
    Bueno, cada una colecciona lo que le apetece, oye (así me consuelo).
    A ver, los Hoola mini creo que tienen la misma calidad que los de tamaño original porque yo tengo los dos y no noto diferencia. Eso sí, los kits que sacaron en navidad que son así como bolas tienen una calidad pésima. Compré el que lleva el Rockateur para poder llevarlo en el bolso y no pigmenta NADA de NADA, y mira que yo soy bien clarita de piel… en fin, una estafada de vez en cuando.
    Un saludo 🙂

    1. Eso me han dicho, sí, que los Hoola pequeñitos son clavados a los grandes. Lo de las ediciones de navidad de peor calidad es odioso, lo hacen muchísimas marcas y no me parece del todo limpio.

  4. ailec877 says:

    Me parece un pack de mini tallas ideal. Tengo los hoola en tamaño normal desde hace varios años y ya he tocado pan…así que no me importa tener la mini talla,jeje. bsts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *